Imagen de la escultura que recuerda a las niñas de Alcàsser en el cementerio de la localidad valenciana - ROBER SOLSONA
Sucesos

Una pareja halla unos huesos en el paraje donde se encontraron los cadáveres de las niñas de Alcàsser

Un informe antropológico realizado a instancias de la Guardia Civil concluye que los restos corresponden a un animal

VALENCIAActualizado:

Una pareja halló este lunes unos huesos en el paraje de la localidad valenciana de Tous en el que en el año 1993 se encontraron los cadáveres de Míriam, Toñi y Desirée, víctimas del crimen de Alcàsser, un caso que conmocionó a España y que ha vuelto al primer plano de la actualidad con la emisión de una serie documental en Netflix.

La pareja se puso en contacto con la Guardia Civil, según ha avanzado este viernes «Las Provincias», para comunicar el hallazgo y entregar los restos óseos. El Instituto Armado abrió diligencias y remitió las pruebas al Instituto de Medicina Legal de Valencia pero el análisis practicado este miércoles por un antropólogo forense ha descartado que los huesos sean humanos. En concreto, se trata de cuatro pequeños restos pertenecientes a un animal, conforme ha informado «Las Provincias».

El estreno del documental sobre el «caso Alcàsser» ha puesto de nuevo el foco en un crimen en el que el único encarcelado, Miguel Ricart, abandonó la cárcel hace más de cinco años tras cumplir su condena al beneficiarse de la «doctrina Parot».

Mientras, Antonio Anglés, considerado el autor material del triple crimen, continúa en busca y captura, toda vez que el caso sigue vivo en un juzgado y su responsabilidad penal no expira hasta el año 2029. Al respecto, Interpol ha renovado recientemente la ficha de Antonio Anglés en el apartado de los delincuentes más peligrosos del mundo que siguen en paradero desconocido.