Enric García recoge el premio al mejor vestuario. M.PONCE

«El ombligo del mundo» gana el premio a la mejor obra teatral de 2005

Con cuatro galardones, la pieza de calado histórico y político «Sopa de pollastre amb ordi» fue la gran triunfadora de los Premios de las Artes Escénicas

M.M./
Actualizado:

VALENCIA. Los montajes «El ombligo del mundo», de Arden Producciones y Palau de Altea, y la coproducción de Patas Arriba y el Centro Coreográfico de la Generalitat, «Sacra-Dícese» -que optaba a siete candidaturas-, se alzaron con los Premios al Mejor Espectáculo de Danza y de Teatro 2005, entregados durante la Gala de los Premios de las Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana, celebrada ayer por la noche en el Teatro Principal de la capital. Por otra parte, el premio al mejor espectáculo infantil recayó en «El baró de Munchausen», de la compañía Cienfuegos, mientras que el Premio Pedro del Rio, concedido a toda una trayectoria profesional, fue a parar al presidente de la Asociación de Espectadores de Valencia Joan Garcés.

El acto estuvo amenizado por la actuación del grupo de percusión Amores, los actores Resu Belmonte, Enric Benavent, Juli Cantó y Pilar Martínez, el bailarín Toni Aparisi y los grupos Patas Arriba y Taiat Dansa.En el transcurso de la gala, que fue dirigida por Salva Bolta y presentada por Sara Vallés, se entregaron dieciocho distinciones. En el apartado actoral, el premio a la mejor actriz fue para Pilar Martínez por «Sopa de pollastre amb ordi», la obra triunfadora de la noche, al sumar tres premios más: mejor dirección -Carme Portaceli-, y mejor escenografía e iluminación -Paco Azorín-. Josep Manuel Casany logró el premio al mejor actor por su interpretación en «Don Juan». El galardón al mejor actor o actriz de reparto fue entregado «ex-aequo» a Joaquín Climent por «Continuidad en los parques», y a Núria García por «La Celestina». El Premio Max Aub, que reconoce el mejor texto, se destinó a Xavier Puchades por «Ácaros». De entre los tres espectáculos no valencianos nominados por la Generalitat, ganó «Mestres Antics», de Teatre Romea de Barcelona.

El jurado consideró asimismo que el mejor vestuario escénico fue el diseñado por Enric Garcia para «Don Juan», mientras que la mejor composición musical ha sido la de Carles Santos -uno de los principales triunfadores en los Premios Max-, por «El compositor, la cantant, el cuiner i la pecadora». También fue laureada la adaptación de «Edmund Kean» llevada a cabo por Hadi Kurich. Finalmente, la Mostra de teatre Ligorio Ferrer de Gandia fue distinguida con el Premio Micalet por su contribución no profesional al ámbito teatral.

En el apartado de danza, el premio a la mejor dirección coreográfica fue para Asun Noales y Gustavo Ramírez por «Sacra-Dícese», mientras que los bailarines mejor considerados en 2005 han sido Maite Cebrián por «Carmen», y José Carlos Martínez, por «Congelado en el tiempo».