Imagen del pesquero
Imagen del pesquero - ABC
Sociedad

Oltra y Ribó ofrecen Valencia como puerto de destino del pesquero con doce inmigrantes a bordo

La Generalitat y el Ayuntamiento reclaman «sensibilidad» a Pedro Sánchez

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Apenas unos meses después del Aquarius, la Comunitat Valenciana se ha ofrecido como "tierra de acogida" y ha pedido al Gobierno de España que autorice que el pesquero de Santa Pola (Alicante) que ha rescatado a doce inmigrantes en costas de Libia pueda volver a costas valencianas con esas personas a bordo.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, quien ha reivindicado que el pesquero Nuestra Madre Loreto, que ha rescatado a doce personas en el mar de Libia, ha demostrado que los valencianos son "gente de acogida" y que por tanto la Comunitat es "una tierra de acogida" que "no deja a nadie a la deriva en el mar".

Por ello, ha indicado que la Comunitat "vuelve a ofrecerse como tierra de acogida" de esas personas, y ha añadido que confía en que el Gobierno de España "tenga la sensibilidad y esté a al altura de lo que es un pueblo que quiere acoger y no dejar a nadie a su suerte" y autorice por tanto el regreso del pesquero a costas valencianas

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha expresado hoy su preocupación por la situación del pesquero alicantino "Virgen de Loreto" tras haber rescatado a 12 inmigrantes en el Mediterráneo y ha defendido que "no se puede dejar morir a nadie en el mar".

Ximo Puig: «No se puede dejar morir a nadie en el mar»

En la misma línea, Oltra ha pedido que el Gobierno de Pedro Sánchez atienda a lo que están diciendo todas las ONG sobre personas que huyen de situaciones bélicas, de persecuciones y de torturas en sus países, las cuales sostienen que devolver a esas personas a Libia "es devolverlos a una muerte segura".

La vicepresidenta del Gobierno valenciano ha añadido que se trata en definitiva también de recuperar "unos valores de solidaridad, de bienestar y de libertad" que la Unión Europea "siempre ha representado".

Por su parte, el alcalde de València, Joan Ribó, ha anunciado que esta ciudad se ofrece formalmente para acoger a las doce personas rescatadas por el pesquero de Santa Pola, porque el "deber ético y humano con las personas que arriesgan sus vidas huyendo del terror, la guerra o la miseria no terminó" con la llegada del Aquarius al puerto de València.