Ocho embarcaciones ya han burlado la vigilancia

Actualizado:

El balance de los dos primeros meses de funcionamiento de los radares SIVE en Alicante no permite muchas alegrías: estos dispositivos sólo han detectado la llegada de una patera, mientras que otras ocho y al menos dos planeadoras con droga (probablemente tres, incluyendo la descubierta ayer) han burlado su vigilancia. El fallo más clamoroso se registró el pasado 5 de octubre, cuando tres pateras desembarcaron en Santa Pola y otra lo hizo en la isla de Tabarca, con un total de 27 inmigrantes irregulares. Una patrulla de la Policía Local de Santa Pola fue la encargada de dar la voz de alerta, sin que los radares hubieran detectado este desembarco. Tampoco lograron localizar una patera que fue descubierta de forma casual por un pesquero el 5 de noviembre, precisamente frente a Calpe, después de que Salvamento Marítimo y la Guardia Civil intentaran dar con ella, sin éxito, durante 48 horas.