Cartel de la feria de julio de Valencia, con el nombre ya en valenciano
Cartel de la feria de julio de Valencia, con el nombre ya en valenciano - MIKEL PONCE
Política

El nombre oficial de Valencia ya no será en castellano

Los trámites para pasar a llamarse «València» continúan tras el rechazo de las alegaciones

VALENCIAActualizado:

El pleno del Ayuntamiento de Valencia ha rechazado las cinco alegaciones presentadas al cambio oficial de su nombre en valenciano. De esta forma, los trámites para pasar a llamarse València continuarán, en cumplimiento del Reglamento de Uso y Normalización de Valencia aprobado en 1996.

El rechazo a las alegaciones, basado en un informe del Gabinete de Normalización Lingüística del Ayuntamiento, ha contado con los votos a favor del equipo de gobierno (Compromís, PSPV y València en Comú) y en contra de los grupos municipales PP y Ciudadanos.

La moción impulsora y el informe en el que se basa serán elevados a la Conselleria de Administración Pública para su consulta al órgano competente en materia lingüística, la Academia Valenciana de la Lengua (AVL).

En concreto las alegaciones rechazadas provenían de la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV), la sociedad Lo Rat Penat y la Asociación de Escritores en Lengua Valenciana (AELV), así como de dos particulares.

Con la decisión de seguir con los trámites se da cumplimiento al acuerdo del 1996 del Reglamento de Uso y Normalización del valenciano, aprobado por unanimidad de los partidos con representación en aquel momento en el Consistorio (PP, Unión Valenciana, PSPV-PSOE y Esquerra Unida).

Como ha recordado la concejala de Desarrollo Humano, Consol Castillo, "dicho reglamento establece que el topónimo de la ciudad se adecuará al valenciano, que según marca el Estatuto es la lengua propia de la Comunidad Valenciana".

La oposición recrimina el procedimiento seguido

El concejal del PP, Cristóbal Grau, ha denunciado la falta de informes técnicos que avalen la medida y ha afirmado que el rechazo a las alegaciones del cambio de nombre "está fundamentado tan solo en un escrito firmado por el alcalde, Joan Ribó".

Por otro lado, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha asegurado que esta decisión "no une, sino que separa a los valencianos" y ha reprochado que no hayan contado con todos los agentes implicados, además de reclamar el cumplimiento de la Constitución y el Estatuto de Autonomía que, ha dicho, contemplan la "cooficialidad" de las lenguas.

Ante la petición de que se establezca una doble denominación, la concejala de Desarrollo Humano, Consol Castillo, ha recordado que esto ocurre en las capitales donde se habla el euskera pero en aquellas con lengua románica, como Valencia, la denominación de la ciudad es única en la lengua propia de cada territorio.