Ningún zaplanista tiene seguro el puesto a pesar del «perdón» de Ripoll

La dirección regional del PP quiso, el sábado, pasar «de puntillas» por la enigmática petición de «perdón» del presidente del partido en Alicante, José Joaquín Ripoll, ante más de 1.000 militantes, en

A. ANTOLÍN. ALICANTE.
Actualizado:

La dirección regional del PP quiso, el sábado, pasar «de puntillas» por la enigmática petición de «perdón» del presidente del partido en Alicante, José Joaquín Ripoll, ante más de 1.000 militantes, en el acto de proclamación del candidato Luis Díaz Alperi, pero el asunto no es baladí.

Esa «disculpa» que, de forma genérica, lanzó Ripoll ante el presidente del PP regional, Francisco Camps, tuvo lugar cuando los nervios empiezan a acelerarse ante el mutismo sobre los nombres de la lista autonómica por Alicante, y la candidatura del PP en la capital.

Si se cumple la «tradición», Alperi debería incluir al candidato a la Diputación, José Joaquín Ripoll, en el segundo puesto, pero no es algo a lo que le obliguen los estatutos del PP..

Además, es habitual, que el PP sea la última formación que presente la composición íntegra de dichas listas, pero lo que no se había vivido, hasta ahora, es la ausencia, casi total, de diálogo de la ejecutiva regional con los principales referentes del partido en la provincia y en Alicante ciudad, José Joaquín Ripoll y Julio de España, respectivamente, que son, además, la «cara» del zaplanismo, para elaborarlas.

A pesar de las «disculpas» de Ripoll, fuentes de la ejecutiva regional aseguraron a ABC que las posiciones en el partido no han cambiado. A día de hoy, «no hay ningún zaplanista -indicaron- que tenga su inclusión asegurada», salvo, por supuesto, en listas encabezadas por los alcaldables afines a Zaplana.

Ayer mismo, esas mismas fuentes insistieron en que el único acuerdo, formal, suscrito entre Génova y las direcciones regional y provincial del PPCV fue que Alperi sería candidato por Alicante, y Ripoll, por la Diputación provincial. Para eso, «no es necesario que vaya por Alicante, ni que ocupe el segundo puesto». «La lista la hará Alperi», sentencian.

En este sentido, el «mea culpa» entonado por Ripoll no sólo iría dirigido a Camps, también a Alperi que, en esta legislatura, ha sufrido la división del partido, entre campistas y zapalanistas, en las «carnes» de su grupo municipal. Su «peso» en el PP ha crecido en estos cuatro años, y la ejecutiva regional -competente para corroborar la lista de Alicante-le ha dejado «manos libres», confirmaron desde Valencia.

Una reunión no oficial

Además, la petición de perdón coincidió, curiosamente, con la filtración a la prensa de que Ripoll fue a Génova la pasada semana y pactó con el presidente nacional, Mariano Rajoy, «su continuidad como líder en la provincia y el segundo puesto por Alicante». Así pues, ese gesto de cara a la galería tendría «la intención de justificar su inclusión de número dos», indicaron las mismas fuentes. Estas no descartaron que sus disculpas tengan como respuesta una llamada de Génova a Alperi en la que se apelaría a su «generosidad» y se le pediría que colocara a Ripoll en el número dos. Una posibilidad descartada a día de hoy.

En cuanto a la reunión en la sede nacional del PP, desvelada por sus afines, la dirección regional afirmó conocer la existencia de ese encuentro, pero negaron que se tratara de una «reunión oficial», y que contara con el respaldo de Rajoy.

FRANCISCO GUILLEN

Ripoll abraza a Alperi después de intervenir y pedir «perdón» en la proclamación del candidato a la Alcaldía