El Museo de la Ilustración y parte del jardín se inaugurarán el mes de mayo

Los retrasos han sido contínuos, pero el proyecto del Museo de la Ilustración y la Modernidad parece más cercano a su definitiva ejecución. El edificio diseñado por el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra está ya terminado y ahora se espera en

VALENCIA. Manuel Conejos
Actualizado:

El retraso es el común denominador del Museo Valenciana de la Ilustración y la Modernidad (Muvim). Fue creado en el pleno de la Diputación de Valencia en diciembre de 1995 y hasta cuatro años después no vio ampliados sus objetivos estratégicos.

Este museo constituirá una nueva infraestructura cultural dedicada a la investigación, estudio y, sobre todo, difusión del pensamiento occidental. El edificio que alberga el museo está ya finalizado y ha sido obra del arquitecto sevillano, Guillermo Vázquez Consuegra.

SORPRENDENTE ARQUITECTURA

El edificio sorprendió a los representantes del Consell Valencià de Cultura que lo visitaron el pasado martes. Su apariencia externa viene definida por el uso de volúmenes nítidos, grandes dimensiones y hormigón visto. Consta de tres grandes cuerpos: el vestíbulo distribuidor, el área de servicios y las salas de exposiciones.

Sin embargo, la apertura de este museo se ha demorado porque la ejecución del jardín de 9.000 metros cuadrados —que se va a realizar este semestre— impide el acceso franco al edificio.

Según ha podido saber ABC de fuentes de la Diputación, el mes de mayo es el elegido para inaugurar el Museo, aunque no estará concluido el jardín, pero sí la parte más cercana que incluye un estanque, una zona arbolada y de césped y el acceso al Museo que se realizará por la calle Guillem de Castro.

EQUIPOS DE VIDEO

La exposición inaugural ocupará 2.000 metros cuadrados de recorrido en rampa descendente, -el mismo que realizaron el martes los representantes del Consell Valencià de Cultura— y los visitantes irán en grupos máximos de 25 personas conducidos por guías acompañantes.

Los equipos de sonido y de video, así como diferentes espacios con ambientación de otras épocas,realizarán un recorrido desde los monasterios medievales hasta nuestros días, pasando por el pensamiento en el Renacimiento y en la Ilustración.

Igualmente, el Muvim tiene previsto una espacio interpretativo con un programa específico de estudios, así como una programación de exposiciones monográficas del Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana.

Así pues, mayo podrá ser el mes que deje atrás una larga polémica por los sobrecostes de la edificación —altísimos— y por la ejecución de un jardín que en principio iba a costar otros 800 millones de pesetas y se va a quedar en mucho menos con el rediseño del Ayuntamiento.

Desde el Consistorio se ha pretendido respetar al máximo este espacio que data del siglo XIV.

Así pues, la reunión del pasado mes de diciembre celebrada entre Rita Barberá y Fernando Giner ha desbloqueado este ambicioso proyecto.