Imagen de archivo de la Policia Nacional en las calles de Valencia
Imagen de archivo de la Policia Nacional en las calles de Valencia - ROBER SOLSONA
Sucesos

«Dos mujeres no se pueden besar en la calle»: un hombre escupe y pega a dos chicas en Valencia

El agresor, de origen argelino, les preguntó si se podía sumar y, ante la negativa de las jóvenes, les llamó «guarras» e inició la pelea

VALENCIAActualizado:

Les golpeó en la cara, escupió e insultó por besarse en la calle. Un hombre de 50 años y de origen argelino ha sido detenido en Valencia tras agredir, insultar y escupir a dos chicas que se habían besado delante de él. La Policía Nacional le ha detenido este domingo como presunto autor de un delito de odio.

Los hechos ocurrieron sobre las siete y media de la tarde del domingo en la confluencia de dos calles del distrito de Patraix de Valencia, cuando una llamada a la sala del 091 alertaba de una pelea entre dos chicas y un hombre. Los agentes acudieron de inmediato al lugar y observaron a un hombre encarado a dos chicas, por lo que los separaron de inmediato.

[«Maricones de mierda, arderéis en el infierno»: nueva denuncia por delito de odio en Valencia]

Los policías observaron que los tres presentaban pequeñas lesiones en la cara y manos y averiguaron que las chicas se habían dado un beso, momento en que al parecer el hombre se habría dirigido a ellas preguntándoles si se podía sumar a lo que estaban haciendo, por lo que ambas le dijeron que no y que las dejara en paz.

A continuación, el hombre presuntamente comenzó a insultarlas con frases como guarras o asquerosas y a agredirlas, estirándoles del pelo y golpeando sus caras, así como escupiéndolas, defendiéndose como podían las chicas. Las víctimas presentaban arañazos en el cuello y el brazo y otra además una herida en un puño.

El agresor trató de justificar su acción a los policías diciéndoles frases como “dos mujeres no se pueden besar en la calle” y “los mayores le tienen que decir a los jóvenes lo que está bien y lo que está mal”.

Los agentes tras las averiguaciones pertinentes lo detuvieron como presunto autor de un delito de odio. El detenido, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial