Imagen de los candidatos antes del debate organizado por Radio Valencia de la Cadena Ser
Imagen de los candidatos antes del debate organizado por Radio Valencia de la Cadena Ser - EFE
Elecciones valencianas

Mónica Oltra acusa a Ximo Puig de «mendigar» el apoyo de Ciudadanos en el primer debate de la campaña

El líder socialista deja la puerta abierta un pacto con Cantó mientras Compromís se presenta como única garantía de un Gobierno de izquierdas

Isabel Bonig opta por un discurso constructivo en la línea de su lema de «correctamente política»

VALENCIAActualizado:

La candidata de Compromís a la Presidencia de la Generalitat, Mónica Oltra, a acusado a su homólogo del PSPV-PSOE, Ximo Puig, de «mendigar» el apoyo de Ciudadanos para una enventual investidura tras las próximas elecciones autonómicas. Quienes han sido socios de Gobierno durante los cuatro años han participado en el primera debate de la campaña electoral, organizado por Radio Valencia de la Cadena Ser, junto a los candidatos del PP, Isabel Bonig, Ciudadanos, Toni Cantó, y Podemos, Rubén Martínez Dalmau.

El único encontronazo dialéctico entre Oltra y Puig ha llegado después de que la primera hubiera dejado claro a preguntas del director regional de la Cadena Ser, Bernardo Guzmán, que Compromís apuesta por un pacto tras las elecciones con el PSPV y Podemos para reeditar el Acuerdo del Botánico. El candidato socialista, sin embargo, no ha sido tan claro y en su respuesta se ha dirigido a Toni Cantó para lamentar el «cordón higiénico» impuesto por Ciudadanos a su partido. La encuesta del CIS difundida este jueves apunta la posibilidad de que la suma del PSPV y Ciudadanos podría llegar a ser suficiente para gobernar la Comunidad Valenciana sin necesidad de los apoyos de Compromís y Podemos.

Puig no ha querido cerrarse ninguna puerta, lo que le ha valido el reproche de Oltra, quien le ha recriminado que «mendigue a Ciudadanos para que retire su línea roja» de no pactar con los socialistas («el PSC valenciano en palabras de Cantó»). Oltra ha aprovechado para reivindincar a Compromís como la única fuerza que garantiza la continuidad de un Gobierno de izquierdas en la Generalitat.

Puig ha optado por no entrar en el cuerpo a cuerpo y en una posterior intervención ha explicado que no pone en duda el Pacto del Botánico. Tanto es así, que ha pedido a los electores que si no votan a su partido apoyen a cualquiera de las «otras fuerzas progresistas».

En un debate con los tiempos tasados ha destacado la ausencia de Vox, a pesar de que todas las encuestas dan por hecho que irrumpirá tras las elecciones autonómicas del próximo 28 de abril en las Cortes Valencianas. Al respecto, históricamente Radio Valencia de la Cadena Ser siempre ha invitado a sus debates a los partidos con representación parlamentaria.

Con todo, y sin citarlo, la sombra de Vox ha sobrevolado en las intervenciones, especialmente las de Ximo Puig, quien ha alertado del «riesgo que implica la extrema derecha» y ha recriminado al candidadato de Ciudadanos su predisposición a exportar a la Comunidad Valenciana un pacto como el surgido tras las elecciones andaluzas con el PP y respaldado por Vox.

Al respecto, la candidata popular, Isabel Bonig, ha optado por un tono constructivo en la línea de su lema de «correctamente política» para glosar su triple «revolución: fiscal, económica y social» frente a las «promesas incumplidas de Ximo Puig», hacia quien ha volcado sus críticas.

Toni Cantó, por su parte, ha esbozado sus propuestas, entre ellas la compra de ocho toneladas de naranjas para servir zumo en los colegios y ayudar a paliar la crisis en el sector citrícola (como referencia, solo Mercadona comercializa cada año 200.000 toneladas). El candidato de Ciudadanos ha cargado contra el «nacionalismo de Compromís» y ha afeado a Puig que haya dejado en manos de «un talibán como Marzà la educación de los niños valencianos».

Por su parte, el candidato de Podemos, Rubén Martínez Dalmau, ha insistido en la idea de que su formación debe entrar en el Gobierno central y en el autonómico para que sus políticas sean efectivas para la Comunidad Valenciana. En varias ocasiones, Oltra ha contrapuesto la «valentía» de Compromís en 2015 a la de Podemos, que apoyó el Acuerdo del Botánico pero decidió no entrar en el Ejecutivo.