Mónica Armani, en el puerto de Alicante
Mónica Armani, en el puerto de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Entrevista

Mónica Armani: drones para diseñar mansiones millonarias sin dejar «cicatrices en el paisaje»

La arquitecta italiana visita las obras de una vivienda de ensueño en la Costa Blanca alicantina

ALICANTEActualizado:

Entre sus muchos proyectos, la arquitecta italiana y diseñadora de espacios Monica Armani lleva adelante una mansión de lujo valorada en más de cuatro millones de euros, «Moorning Breeze», en un enclave privilegiado a orillas del Mediterráneo, en Orihuela costa, junto a un campo de golf y amplias zonas verdes, una vivienda edificada por Somium, la división inmobiliaria del Grupo Marjal. Hace unos días ha visitado las obras y concedió una entrevista a ABC, donde anticipa cómo el uso de los drones abre nuevos horizontes en la edificación, con más precisión y racionalidad para evitar, por ejemplo, la elevada densidad de construcción que ella aprecia en la Costa Blanca alicantina.

-¿Qué destacaría del diseño de una vivienda de varios millones de euros como la que ha proyectado en Orihuela costa (Colinas)?

Indudablemente, el valor del dinero es una cosa muy seria. También hay que decir que hoy vivimos en una época en la que de alguna manera la parametrización de un valor económico puede ser muy diferente para cada uno de nosotros. Creo que, más allá de un salto cuantitativo, para abordar proyectos tan importantes y crear arquitecturas atemporales que mantengan el valor a largo plazo, primero debemos concentrarnos en un equilibrio que yo llamo "corriente de diseño" capaz de combinar el signo y la orografía del lugar de intervención, para construir lugares únicos diseñados para nutrir el alma y estimular las emociones. Este es, en mi opinión, el valor real para medir estos objetos exclusivos.

-Aparte del precio del suelo, en un lugar privilegiado frente al Mediterráneo, ¿en qué otros detalles, acabados, materiales... se puede llegar más lejos, aun?

Hablando de mi trabajo, digo que "la ecuación de los detalles" es la guía para la composición de mis proyectos y pensando así comparto uno de los lemas más famosos de Mies van der Rohe: "Dios está en los detalles".

Por "ecuación de detalles" me refiero al método con el que enfoco cada proyecto, ya sea dedicado a un gran volumen arquitectónico o a un objeto pequeño. Un camino que a través de la síntesis lógica armoniza signos, materiales y tecnologías que me permiten alcanzar un equilibrio convincente para cada una de mis obras, rechazando lo obvio y las modas.

-¿Cómo definiría la arquitectura en la Costa Blanca alicantina, al menos, las tendencias más extendidas en urbanizaciones, núcleos urbanos? 

Sin duda su territorio está en gran efervescencia. Por un lado hay importantes infraestructuras de gran calidad, algunos lugares como el paseo marítimo de Alicante con el Castillo de Santa Bárbara poseen encanto. Además, algunas intervenciones, especialmente en el mundo de la hospitalidad, son de excelente calidad. También creo que hay que trabajar mucho en estas excelencias para transferir su enfoque de diseño a los edificios residenciales, que hoy en día a menudo me parecen demasiado ligados a una visión exasperada de la explotación de los emplazamientos. En otras palabras, la densidad por metro cuadrado de los edificios que veo en la Costa Blanca, por mi arquitectura y por los principios que me inspiran a construir un valor que perdura en el tiempo, es demasiado alta.

-Nuestro periódico -ABC- publicó una entrevista suya en 2015, ¿ha visitado en más ocasiones Alicante? ¿Cómo ve la evolución de este territorio?

Creo que la infraestructura está en constante evolución y que es, correctamente, el motor del desarrollo del turismo y de todos los sectores relacionados. También noté un trabajo fantástico, especialmente en la hostelería. Las ofertas de formato de 360 grados en torno a este tema son realmente interesantes y en continua mejora. Creo que este fenómeno es una excelente fuerza motriz para tener cada vez mejores clientes y estimular a los operadores a mejorar, en una especie de proceso virtuoso de crecimiento.

-¿Qué recomendaría a los encargados de diseñar el urbanismo del futuro en esta zona y, en general, en España, desde el punto de vista estético y también funcional y de usos?

Hoy en día, la tecnología nos permite cambiar los paradigmas de las urbanizaciones. Yo lo llamo "huerto orgánico".

Usando drones es posible crear un modelo muy preciso de pequeñas y grandes porciones de tierra y luego proceder a urbanizar no por líneas ortogonales sino cortando las urbanizaciones de acuerdo con la orografía.

De esta manera, tendremos urbanizaciones más integradas, evitaremos enormes muros de contención y cicatrices en el paisaje.

Esta herramienta de planificación se utiliza para definir el mejor compromiso entre la construcción y el respeto por el curso del terreno, superando la mera multiplicación (metros cuadrados para el índice de edificación).

En otras palabras, tienes que elegir. En algunas zonas podemos construir con cierta densidad, en otras con menos, y en este paradigma se encuentra el desarrollo sostenible del territorio.

Con este método mucho más preciso y puntual podríamos decidir, urbanizaciones a urbanización, la edificabilidad máxima sostenible y definir las caras principales para que cada edificio que se vaya a "colocar" en el territorio se integre mejor en el horizonte.