Pedro Sánchez se dirige al Falcon para uno de sus desplazamientos
Pedro Sánchez se dirige al Falcon para uno de sus desplazamientos - ABC
Política

Moncloa ignora de nuevo al Consejo de Transparencia para ocultar el uso del Falcon

El organismo pide que se hagan público el listado completo de personas autorizadas en el avión oficial y el número de veces que se ha utilizado

VALENCIAActualizado:

El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, organismo público independiente nacional, ha emitido una nueva resolución en la que insta al Ejecutivo central a hacer públicos los datos sobre el uso del Falcon. Concretamente, el listado completo de personas dependientes de la Moncloa y de Presidencia que disponen de autorización para utilizar el avión oficial, especificando nombre apellido y cargo; y el número de veces que se ha utilizado desde el 1 de junio hasta el 20 de octubre de 2018.

La conclusión del Consejo de Transparencia se ha producido a raíz de una reclamación del asesor del PP en el Ayuntamiento de Valencia Luis Salom, quien acudió a este organismo después de recibir la negativa desde Presidencia del Gobierno al acceso a la información.

En la respuesta, únicamente remitía a la agenda pública de Pedro Sánchez, pero no ofrecía el resto de solicitudes argumentando que los movimientos de aeronaves militares y los planes de protección de autoridades -en los que enmarca los viajes y los acompañantes- son «materia clasificada».

Ante esta contestación, el reclamante se dirigió a Transparencia, explicando que «en ningún caso se ha pedido detalle sobre rutas, destinos, fechas, etc., sino únicamente nombre de la persona autorizada y total de veces utilizado el servicio». Datos que no se encuentran en la web de Moncloa.

Alegaciones

El organismo remitió el expediente a la Secretaría General de Presidencia del Gobierno para que realizara las alegaciones oportunas. En ellas, el Ejecutivo insistía en que se trataba de «materia reservada» que era aconsejable no difundir al estar relacionada con la comitiva que acompaña al presidente o el dispositivo de seguridad. Pese a que es dinero público, entiende que existen límites para proteger ese acceso a la información, justificados en este caso.

La resolución del Consejo de Transparencia ofrece, por contra, otras consideraciones. En primer lugar, afea a la Administración que no haya respondido a la petición en los plazos establecidos en la ley. A lo que añade que la documentación pedida no ha sido concedida en su totalidad pese a que Presidencia diga que sí. Una circunstancia en la que incide especialmente y recuerda que «no es la primera vez» que ocurre.

En cuanto al fondo del asunto, el organismo destaca que Moncloa se limita a referirse en su respuesta al uso del Falcon por parte del presidente del Gobierno, sin aclarar si está restringido a otros usuarios o altos cargos. «El uso de medios públicos debe ser conocido al tratarse de un dato directamente relacionado con el principio de rendición de cuentas por la actuación pública en la que se basa la ley de Transparencia», señala. De este modo, sostiene que la identificación de cargos que usan el avión es adecuada.

Materia clasificada

Sobre argumento de materia clasificada para denegar el número de veces en el que ha habido desplazamientos en el Falcon, la resolución concluye que no es un razonamiento válido, entre otras cosas porque sólo pueden declarar secreta una materia el Consejo de Ministros y la Junta de Jefes del Estado Mayor. La normativa de secretos oficiales, indica, «no ampara la calificación general como secreto de toda información relativa a los desplazamientos del presidente del Gobierno, más aún por cuanto gran parte de los mismos son de conocimiento público» ya que se incardinan en su actividad.

«No se aporta argumentación ni normativa concreta ni acto de clasificación expreso que permita justificar el secreto sobre las ocasiones en las que se ha hecho uso de dicho medio de desplazamiento». Por tanto, el Consejo de Transparencia considera que no procede limitar el acceso a esta información e insta a Presidencia a dar cumplimiento al requerimiento.

No es la primera vez que el organismo da un toque de atención al Gobierno. Éste todavía sigue obviando otra resolución para que hiciera pública la información sobre el viaje de Pedro Sánchez a Castellón el pasado verano en el Falcon. En su agenda figuraban una reunión con la alcaldesa, Amparo Marco, y un breve encuentro con el jefe del Consell, Ximo Puig. Tras estas visitas fugaces, asistió a un concierto de «The Killers» en el Festival Internacional de Benicàssim junto a otros acompañantes. El Ejecutivo también lo camufló en materia clasificada.