El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, presentando los prespuestos de 2019
El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, presentando los prespuestos de 2019 - ABC
Castellón

Moliner consolida su modelo de gestión eficiente con un presupuesto que triplica las inversiones en la provincia

El presidente de la Diputación presenta unas cuentas que en 2019 ascenderán a 143 millones de euros y pasan de 17 a casi 55 millones de inversión en apenas siete años

VALENCIAActualizado:

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha considerado consolidado su modelo de eficiencia en la gestión con un presupuesto que triplicará las inversiones de la provincia. Así, ha presentado unas cuentas de la Diputación que en 2019 ascenderán a 143 millones de euros, y pasan de 17 a casi 55 millones de inversión en apenas siete años, con «la mayor capacidad inversora de la historia de la Diputación». Además, las cuentas del Gobierno Provincial dejan a cero por primera vez en su historia el capítulo de gastos financieros al haber eliminado la deuda con los bancos.

“Hoy venimos a demostrar que hemos cumplido con nuestro proyecto y hemos dado la vuelta a la situación económica en la que nos encontramos la Diputación. Hemos demostrado que es posible otra forma de hacer política diferente a la que estamos viendo en el ecosistema que nos rodea, una política basada en la gestión, la búsqueda de consenso y el liderazgo. Cuando llegamos nos encontramos una Diputación con 140 millones de deuda que destinaba 13,5 millones a costes financieros e invertía 17 millones", ha subrayado.

En cambio, ahora "por primera vez deja a cero la deuda y los costes financieros y eleva a su máximo histórico la capacidad inversora. Unas cuentas que nos permitirán multiplicar inversiones en aquellas áreas vitales para el progreso de esta tierra, un presupuesto que responde a una estrategia definida y un trabajo incansable de siete años”, ha añadido el presidente.

Entre las claves presentadas por el presidente de las cuentas provinciales del próximo ejercicio, destaca la capacidad inversora de casi 55 millones de euros, sumando los 35,8 millones de inversiones y los 18 millones de superávit. “Hemos pasado de destinar a inversiones directas un 14% del presupuesto a un 36%. Un presupuesto en el que por primera vez aumentan más las inversiones que el propio presupuesto, ya que aumenta presupuesto 8 millones y las inversiones 8,68 millones”, ha resaltado.

Moliner ha asegurado que estas cuentas son posibles gracias a un notable ejercicio de reducción del consumo de recursos internos para destinarlos a los pueblos, “haciendo más con menos”, como demuestra la bajada del capítulo de personal por debajo del 19%. “Fuimos la primera Administración española que consiguió un capítulo de personal por debajo del 20% y hoy lo presentamos del 18,7%, y aquí quiero agradecer el esfuerzo de los excelentes trabajadores de esta casa”.

Cierre del ciclo

El presidente de la Diputación ha presentado las cuentas provinciales de 2019 como “el último presupuesto de nuestra segunda legislatura que cierra el ciclo del proyecto político que emprendimos en 2011. Un proyecto que empezamos a trabajar con las premisa de la eficiencia en la gestión, la disminución del peso de la administración para dárselo a nuestros pueblos y aumentar la capacidad inversora de la Diputación. El objetivo era, desde la Gobernanza, ser más útiles a los castellonenses en forma de más y mejores servicios, nuevas infraestructuras y multiplicando oportunidades, y hoy presentamos estas cuentas con la satisfacción del objetivo cumplido”.

Y es que, tal y como ha señalado, "la excelente salud financiera de la Diputación permite que nos financiemos íntegramente con recursos propios, y con ello también me refiero a que podremos adelantar a coste cero la recaudación de impuestos de todo el año a los ayuntamientos con recursos propios para que el día dos de enero puedan pagar nóminas y proveedores con total normalidad”.

Administración más inversora

Asimismo, ha hecho hincapié en que “un año más este Gobierno Provincial se reivindica como la Administración que, con un presupuesto ínfimo respecto al de otras administraciones, con 150 veces menos de presupuesto que la Generalitat y más de mil veces menos que el del Estado, somos la Administración que más invierte directamente en nuestros pueblos. No hay ninguna Administración supramunicipal en condiciones de garantizar una inversión superior directamente en nuestra provincia para el próximo ejercicio”.

Un trabajo que no es casual, tal y como ha asegurado el presidente, pues ha asegurado que “es el resultado de una apuesta radical desde 2012 de este Gobierno Provincial por buscarle a esta Administración una forma de relacionarse desde la buena Gobernanza, el diálogo, consenso y la transparencia pero centrada en la gestión eficiente. Pues la gestión pública es la base para hacer políticas útiles al territorio”.

Consenso con oposición

Tal y como es característico en la trayectoria del Gobierno Provincial de Javier Moliner, continúa el trabajo por conseguir la aprobación de las cuentas provinciales con el máximo consenso político de los grupos con representación en la Corporación Provincial.

“Presentamos unos presupuestos que nacen de la escucha activa con todos los municipios, que no buscan ningún rédito electoral, sin convenios singulares, basados en los pilares que apoyamos todos los grupos, presentamos unos presupuestos que cualquier gestor público desearía y ante los cuales sería muy complicado oponerse. Ya hemos aprobado los presupuestos de Turismo y Bomberos sin ningún voto en contra y aspiramos a conseguir el máximo consenso político para las cuentas que guiarán la actuación provincial de 2019”.

Estos presupuestos se llevarán a Pleno el próximo 20 de noviembre.