Imagen de dos trabajadores de la sección de «Listo para comer» de Mercadona - ABC
Economía

Mercadona abrirá una sección de comidas caseras para llevar en todos sus supermercados de España

El servicio de «Listo para comer» también se implantará en Portugal tras la acogida recibida en diez tiendas de Valencia

VALENCIAActualizado:

Mercadona extenderá su sección « Listo para comer» a toda su red de supermercados en España y Portugal. La compañía presidida por Juan Roig puso en marcha el pasado mes de agosto una prueba piloto a modo de «laboratorio» en la localidad valenciana de Burjassot.

La buena acogida de los «jefes» -conforme denomina la empresa a los clientes en su jerga interna- propició que el servicio de comidas para llevar se ampliara a otros diez supermercados de la provincia. Mercadona ha constatado que se trata de una necesidad de sus «jefes» que hasta ahora no estaba cubierta y ha decidido dar el paso de extender la sección al conjunto de sus 1.626 establecimientos que tiene repartidos por toda España y a los ocho que abrirá a partir del próximo mes de julio en Portugal.

La cadena valenciana, que este martes presenta los resultados del ejercicio 2018, invirtió inicialmente un millón de euros en formación, maquinaria e instalaciones para el «laboratorio» de su sección de comidas para llevar. Una iniciativa del que surgió un recetario, compuesto en origen por cuarenta platos, fruto de las consultas con más de ochocientos clientes.

Ahora, la empresa calcula que la sección «Listo para comer» va a convertirse en los próximos años en una de sus principales fuentes de ventas y en una de las grandes apuestas de la compañía, que integrará el nuevo servicio en todos sus supermercados actuales, sometidos a un proceso de renovación hacia el modelo de Tienda Eficiente, y en las nuevas aperturas.

La compañía está tomando medidas para rebajar el stock en sus tiendas a través de proceso digitales para reducir el espacio que hasta ahora destinaba a los almacenes para habilitarlo para la nueva sección de «Listo para comer».

Imagen de un trabajador frente a la sección de «Listo para comer»
Imagen de un trabajador frente a la sección de «Listo para comer»- ABC

A través de su modelo de coinnovación -en el que trabaja de la mano de los clientes para implantar nuevos productos- Mercadona detectó una demanda creciente de compradores que por falta de tiempo o por nuevos hábitos buscan cada vez más esta oferta de comida para llevar a casa. La prueba real en diez puntos de venta en la provincia de Valencia ha corroborado las expectativas de un modelo que también implantará en Portugal, donde este tipo de servicios gozan de especial demanda. De hecho, en los supermercados del país vecino se instalarán mesas para consumir la comida dentro de las propias tiendas.

La carta y los precios

Con platos de comida casera a un precio de 3,5 euros y estanterías de autoservicio con productos a 2,5 euros, en el surtido de la sección de comida recién hecha para llevar Mercadona se incluyen pizzas, pasta, paellas, albóndigas, berenjenas rellenas, croquetas, lentejas hamburguesas o ensaladas, hasta una carta que suma cuarenta platos.

La elaboración corre a cargo de presonal propio de la empresa en un «laboratorio» en el que se definen las recetas condicionadas a la aceptación posterior de los consumidores, según detalló Mercadona cuando puso en marcha el servicio.