Imagen de una de las nuevas tiendas de Mercadona - ABC
Distribución

Mercadona abre en Portugal con su modelo de marcas y surtido propio en el país donde triunfan las ofertas

La compañía culmina un proceso de tres años en el que ha invertido 160 millones para hacer frente a los dos gigantes del sector

VALENCIAActualizado:

Mercadona levanta este martes la persiana de su primer supermercado en Portugal. La cadena de distribución líder en España extiende su modelo al extranjero. Sin embargo, la inauguración de su tienda en la localidad de Canidelo, situada a las afueras de Oporto en el concejo de Vila Nova de Gaia, a las que seguirán otras tres este mes y cuatro más a lo largo del año, no es más que la culminación que arrancó en 2016 y en el que el primer paso fue conocer de primera mano a los «jefes» -clientes en su jerga interna- portugueses.

El presidente de Mercadona, Juan Roig, dejó claro desde un primer momento que Irmadona -conforme se denomina la nueva compañía- es «una empresa portuguesa de origen español y valenciano». Mercadona irrumpe con su modelo «totaler», que persigue la mejor calidad del surtido al menor precio posible, en un país en el que hasta ahora triunfan los operadores que apuesta por las ofertas.

En el acto de presentación celebrado este lunes, Juan Roig ha anunciado que la compañía abrirá 150 supermercados en Portugal «los próximos años». El presidente de la cadena de capital valenciano ha explicado que «hoy es un día histórico para Mercadona, pues hemos hecho realidad nuestro sueño de internacionalizar la compañía en un país vecino al que nos unen importantes vínculos afectivos y culturales, como es Portugal».

Dos grandes competidores

Mercadona, una empresa de origen familiar y capital valenciano competirán con los Azevedo (Continente a través de la compañía Sonae MC) y los Soares dos Santos (Pingo Doce). Ambas enseñas copan más del 55 por ciento del mercado luso de acuerdo con sendos informes de Kantar y Nielsen y apuesta por las promociones frente a otros operadores con menor presencia en el país como Lidl, Intermarché, Minipreço o Auchan.

En el país vecino, cerca de la mitad de las ventas de la distribución corresponden a acciones promocionales. Cupones descuentos, dos por uno, días sin IVA u ofertas especiales. Un modelo que las antípodas del que defiende Mercadona desde que allá por el año 1993 implantó su política «Siempre Precios Bajos» que derivaría en el Modelo de Calidad Total.

Mercadona no va a cambiar su estrategia. Abrirá sus supermercados con la «mancha de aceite» que le ha permitido estar presente en todas las autonomías españolas. En Portugal lo hará de norte a sur. Los diez supermercados de este año -en los que implantará el modelo de última generación con el que está transformando su red en España- son solo «un punto de partida».

Además, «para poder adaptarse a la sociedad lusa y aprender con los consumidores portugueses», la compañía inauguró en junio de 2017 el Centro de Coinnovación de Matosinhos (Oporto).

Con mil metros cuadrados distribuidos en dos plantas, en este centro trabajan cincuenta especialistas de soluciones locales, que estudian las necesidades y preferencias de los clientes con el fin de adaptar el surtido a los hábitos y gustos del consumidor portugués».

Imagen del presidente de Mercadona, Juan Roig
Imagen del presidente de Mercadona, Juan Roig - ROBER SOLSONA

De hecho, conforme avanzó Juan Roig, en Portugal Mercadona modificará el cincuenta por ciento del surtido que ofrece en España. El queso o el vino será luso. Incluso, en las instalaciones de este macro laboratorio de ideas se han realizado un total de 2.000 sesiones a lo largo de 2018, como, por ejemplo, las pruebas de vino verde, en las que, con la colaboración de los «jefes» portugueses, ha desarrollado la marca propia para Mercadona «Castelo de Moinhos», que está disponible desde octubre 2018 en veinticuatro tiendas limítrofes a la frontera portuguesa ubicadasen las provincias de Pontevedra, Ourense, Zamora, Salamanca, Badajoz y Huelva.

Mercadona modificará el cincuenta por ciento del surtido que ofrece en España para adaptarse a los hábitos de los consumidores portugueses

Después de cuarenta años de trayectoria en España, Mercadona ha destinado una inversión de 160 millones de euros para la apartura de sus supermercados y su centro de coinnovación. Además, está construyendo un bloque logístico ubicado en Póvoa de Varzim, en una parcela de 50.000 metros cuadrados. Su localización estratégica permitirá abastecer a los supermercados de la cadena en la zona norte de Portugal y comunicar fácilmente con el bloque logístico ya existente en el norte de España, en Villadangos del Páramo, en la provincia de León.

Proyectos sociales y comunicación

Mercadona ha tratado de aplicar la máxima de que «antes de recibir hay que dar». Así, al margen de haber realizado compras a proveedores portugueses por importe de 88 millones de euros el pasado año, ha ejecutado varios proyectos sociales antes de subir las persionas de sus tiendas. En febrero de 2018, Mercadona entregó el Campo de Fútbol Manoel Marques Gomes, en Vila Nova de Gaia (Oporto), en cuyas antiguas instalaciones se ubicará una de las primeras tiendas de la compañía en Portugal.

El acuerdo de colaboración alcanzado entre Mercadona, el Ayuntamiento de Gaia, la Junta de Freguesía de Canidelo y el Sport Clube de Canidelo ha dado lugar a unas instalaciones totalmente nuevas.

Imagen del acto celebrado este lunes
Imagen del acto celebrado este lunes - ABC

Matosinhos contará también con un supermercado Mercadona, que se ubicará en la antigua Fábrica de Conservas Vasco da Gama con el compromiso de que el edificio histórico mantenga su aspecto original, preservando así la historia centenaria del inmueble y su marco arquitectónico.

[Un estadio de fútbol: el primer proyecto social de Mercadona en Portugal]

Para ello, se ha recuperado la fachada original de la entrada principal y la chimenea del interior. De esta manera, según explica la compañía, «este edificio abandonado renace de la mano de Mercadona y revitaliza una de las zonas industriales de Matosinhos».

Antes de abrir sus tiendas, Mercadona abrió canales de comunicación con los consumidores portugues. Al cierre de 2018 ya contaba con 30.000 seguidores en Facebook, además de un canal en Youtube y una página web específica para Portugal, el país en el que comienza la internacionalización de una empresa que nació con ocho ultramarinos en Valencia y es hoy uno de los gigantes mundiales de la distribución. La próxima estación será Italia.

La compañía cuenta actualmente con 900 trabajadoras y trabajadores portugueses y prevé alcanzar los 1.100 empleados en 2019, e igualmente tiene previsto invertir más de 100 millones de euros durante este ejercicio.