Imagen de archivo de Vicent Marzà
Imagen de archivo de Vicent Marzà - MIKEL PONCE
Educación

Marzà busca cómplices para acotar cuándo y dónde se utiliza el valenciano en los colegios

La Conselleria de Educación envía un cuestionario a los centros escolares con el objetivo de introducir la lengua en aquellos espacios fuera de las aulas en los que no se hable

VALENCIAActualizado:

La Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana, liderada por Vicent Marzà (Compromís), ha ordenado a todos los centros educativos que remitan un informe para conocer qué lengua se utiliza en las diferentes actividades que se realizan fuera de las aulas: desde el recreo hasta las reuniones con los padres, pasando por el claustro o el descanso de los profesores.

Tal y como avanzaba hace unos días el periódico Las Provincias, el departamento encabezado por el dirigente de la coalición nacionalista ya aplica una directriz incluída en la polémica Ley de Plurilinguismo de hace un año. El documento remitido a los colegios, tanto públicos como concertados, plantea 32 cuestiones o supuestos en los que se pregunta si se utiliza el valenciano en ámbitos tan dispares como, por ejemplo, los ficheros de matrícula del alumnado, las fiestas de graduación o la megafonía a través de la que se realizan los anuncios en el centro.

El mismo medio adelantaba que los colegios deberán reenviar ese escrito a la conselleria y dar cuenta de los progresos en la materia antes de que acabe el plazo límite para alcanzar el objetivo del uso del valenciano en toda la comunidad educativa: el curso 2021/2022.

Pero esta reclamación de datos no solo va dirigida al equipo directivo de los centros. La delegación de Marzà abre la puerta a que el claustro de profesores pueda hacer sus aportaciones y ponga el foco en las actividades en las que se utiliza o no la lengua valenciana -involucrando incluso a los trabajadores de mantenimiento- para implantar con su ayuda el proyecto lingüístico del Gobierno autonómico en todos los espacios.