Uno de los detenidos por la violación múltiple en Callosa d'en Sarrià, en un traslado - EFE
Callosa d'en Sarrià

«La manada» de Alicante pudo haber abusado de al menos otras dos mujeres

La Guardia Civil investiga otras agresiones y uno de los encarcelados está denunciado por otra posible víctima

La Manada condenada a 15 años por violación

La sentencia de La Manada en directo

ALICANTEActualizado:

La Guardia Civil investiga en Alicante un caso similar al de La Manada, en el que cuatro hombres están en prisión preventiva por presuntamente haber violado a una joven de 19 años en Nochevieja después de haberla drogado y cuando se encontraba también bajo los efectos del alcohol. Como prueba, hay un vídeo de la agresión múltiple grabado por un móvil y los agentes pillaron «in fraganti» a uno de ellos sobre la víctima y a otro subiéndose los pantalones.

La investigación continúa abierta, ya que los agentes sospechan que los detenidos podrían haber protagonizado dos situaciones idénticas más al menos con otras dos mujeres, y no se descarta que la cifra de afectadas pudiera aumentar.

Uno de los arrestados está denunciado por otra mujer por otra agresión sexual cometida en octubre y tiene antecedentes por abusar de una menor, y hay indicios de que el grupo podría haber protagonizado dos agresiones sexuales similares recientemente.

La víctima de ahora no recordaba nada después de haber accedido a seguir celebrando la llegada del Año Nuevo en una casa de campo a propuesta de dos de sus presuntos agresores, a quienes conocía y con quienes tomó algunas copas en Benidorm. Esta vivienda es de un amigo de su madre, y según parece allí empezaron los abusos, hasta que uno de los moradores de la vivienda se percató y dio por finalizada la fiesta.

Entonces, se llevaron a la chica a un local de uno de ellos situado en la vecina localidad de Callosa de Ensarriá, acondicionado también para festejar la Nochevieja. En ese momento, la víctima apenas podía andar por sí misma, probablemente por los efectos de alguna sustancia estupefaciente que le habían suministrado sin que se diera cuenta.

Una vez en este segundo escenario, continuaron los abusos y fue precisamente una vecina de una planta superior del inmueble quien dio la voz de alerta que movilizó a efectivos de la Policía Local y la Guardia Civil, que llegaron cuando todavía uno de los agresores se encontraba recostado sobre la víctima forzándola y otro se subía los pantalones, según relataron testigos presenciales en el momento de la detención. Tres de los investigados se encontraban allí y el cuarto fue localizado posteriormente tras algunas pesquisas. Todos tienen nacionalidad española y su ascendencia familiar procede de Ecuador.

Los agentes intervinieron un vídeo de cinco minutos de duración en el que se ve la violación múltiple y que se había grabado con un móvil, según informaron fuentes de la Guardia Civil.

La joven estaba semidesnuda y explicó que sentía dolor en la zona genital. Fue trasladada al Hospital de la Marina Baja, en Villajoyosa, donde se le practicó un reconocimiento médico. También recibió asistencia psicológica para ayudarle a sobrellevar la traumática experiencia que sufrió durante horas narcotizada y forzada por cuatro individuos.

En prisión provisional

Los cuatro detenidos tienen 19, 21, 22 y 24 años y este viernes pasaron a disposición judicial en el juzgado de guardia en Villajoyosa, que decretó su ingresó en prisión comunicada sin fianza, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). Permanecen en la cárcel de Fontcalent (Alicante), como presuntos autores de un delito de agresión sexual, además de dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad, por el vídeo grabado, que no llegaron a subir a redes sociales.

Uno de los detenidos, de 22 años de edad, ya tenía antecedentes por violencia de género y abusos sexuales con una menor, e incluso, durante la investigación del caso, la Guardia Civil ha localizado a otra mujer, que también habría sufrido abusos sexuales en octubre del pasado año por parte del detenido, y que ha interpuesto también una denuncia.

El caso suscitó ayer tras conocerse una profunda conmoción en el municipio alicantino de Callosa de Ensarriá, de 7.000 habitantes. El Ayuntamiento ha convocado este lunes una concentración de 15 minutos a las 12 horas, en la plaza de España, junto al Consistorio, con el lema «Callosa de Ensarriá contra las agresiones machistas», como muestra de «repulsa ante esta nueva agresión sexual y en apoyo a la víctima». Asimismo, los responsables municipales pusieron a su disposición «los recursos psicológicos y de protección que requiera y garantizando que cuenta con toda la información que afecta a sus intereses». También instaron a las administraciones competentes a que «se desarrollen actuaciones preventivas para dotar a las mujeres de instrumentos que les permitan hacer frente a la violencia y a no permitir la impunidad social de los agresores», tal y como subrayaron en un comunicado.

Entre las reacciones, también manifestó su opinión ayer el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien dijo que «el terrorismo machista tiene muchas miradas y es evidente que estas agresiones que ha habido estos días en la Comunidad dan aún más fortaleza a la necesidad de combatir la ideología que se intenta situar en algunos ámbitos y quiere diluir lo que significa el combate contra la violencia de género», en una alusión velada a no reformar la Ley contra la Violencia de Género.