Las llamas avivadas por el viento amenazan dos parajes naturales de Castellón

LORENA PARDO/
Actualizado:

CASTELLÓN. Las fuertes rachas de viento, que activaron la situación de preemergencia durante la tarde de ayer en la provincia de Castellón, contribuyeron a propagar el incendio declarado ayer sobre las 17:30 horas de la tarde en el término municipal de Vall d´Almonacid, dentro de la partida de Las Balsillas, en las inmediaciones del Parque Natural de la Sierra de Espadán.

El fuego que afecta a una zona de matorral y arbolado podría haber estado originado, según el testimonio de los vecinos, por una quema de rastrojo y poda de olivo que tenía lugar ayer por la mañana y que se hubiera visto avivada por el fuerte viento.

A última hora de ayer, las llamas avanzaban hacia el sur, dirección Castellnovo, y el frente de fuego registraba más de tres kilómetros, a pesar de que todos los efectivos de extinción se esforzaban por apagar el fuego y no había previsto desalojo alguno de núcleos urbanos. No obstante, las llamas se podían observar desde las poblaciones de Castellnovo, Segorbe o Vall d´Almonacid.

Al cierre de esta edición se preparaban dos brigadas forestales a pie para reforzar los trabajos de seis brigadas de la Generalitat Valenciana, los trabajadores de una helitransportada, dos vehículos de bomberos de Segorbe y una bomba rural pesada de Nules, además de dos capataces y un técnico forestal que trabajaban en la zona.

Pendientes del viento

Esta madrugada los medios aéreos tenían previsto reanudar sus trabajos, ya que el cambio de viento podría incurrir en una de las zonas de más valor del parque Natural de la Sierra de Espadán.

Los vecinos de la zona han denunciado en reiteradas ocasiones la falta de inversiones de la Administración en el mantenimiento de caminos y limpieza del terreno, que ya sufrió un incendio hace una década y se encuentra en este momento con una masa verde muy espesa y muy seca.

Por otra parte, los efectivos de extinción de incendios trabajaban a última hora de ayer en otro incendio registrado en el término municipal de Cabanes, que comenzó a las 20.15, dentro del Paraje Natural del Prat de Cabanes. En el lugar han trabajado durante toda la noche dos brigadas forestales de la Generalitat, además de otras dos brigadas de Sant Mateu y Alcalá de Xivert y bomberos de Oropesa.

El viento aviva las llamas y dificulta las labores de extinción, aunque la vegetación de cañizar, monte bajo y marjal impide el avance virulento del fuego, como es el caso del incendio de la Sierra de Espadán.

Por otro lado, efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos extinguieron ayer un incendio forestal que se declaró alrededor de las 17.27 horas en el barrio gandiense de Beniopa. Las llamas arrasaron dos hectáreas de carrasca tras el antiguo cementerio de esta antigua pedanía.