Imagen de la Albufera de Valencia
Imagen de la Albufera de Valencia - ROBER SOLSONA
Sociedad

La Junta de Desagüe de la Albufera y la Generalitat sostienen que el nivel del lago cumple la normativa

El Ayunamiento de Valencia reclama la aportación de un caudal ecológico del Júcar

VALENCIAActualizado:

La Junta de Desagüe de la Albufera ha calificado este jueves de "incomprensible" la posición de Fiscalía de mantener investigaciones abiertas por el descenso de los niveles de agua del lago, y ve que hay "una mano negra" y un "celo profesional exagerado", al tiempo que defiende que están cumpliendo "a rajatabla" con esos niveles y que siempre les han trasladado que el ministerio fiscal está satisfecho con sus actuaciones.

Así lo han apuntado en un comunicado tras hacerse público este miércoles que la Fiscalía Provincial de Valencia ha incoado por una parte diligencias de investigación penal y por otra preprocesales contencioso administrativas, tras haber tenido conocimiento del "alarmante" descenso de los niveles de agua del lago de la Albufera el pasado mes de junio, de los que responsabiliza a la Junta de Desagüe.

Una orden de la Generalitat establece unos niveles mínimos de agua que oscilan entre los cinco y los veinticinco centímetros sobre el nivel del mar en función de las épocas del año y de las cosechas.

El Gobierno autonómico y el Ayuntamiento sostienen que en la actualidad sí se cumplen esos niveles.

As, el director general de Medio Natural y Evaluación Ambiental, Fran Quesada, ha señalado este jueves que a finales de mayo se detectó un descenso del nivel de agua de la Albufera, por lo que se requirió a la Junta de Desagüe ser "diligentes" en el cumplimiento de la norma. No obstante, ha recalcado que el nivel "ahora mismo se encuentra dentro de lo que marca la normativa".

Para la Junta de Desagüe, "es difícil entender que por una 'presunta' bajada de nivel de algún día determinado (por cierto, son filtraciones interesadas de datos internos) se alarme en todos los medios, cuando estamos durante un mes con playas cerradas a todos los valencianos y a los turistas, causando un daño irreparable al turismo y a la salud, y afectando a tres municipios y no conocemos ninguna denuncia a los respectivos y responsables políticos de los municipios afectados", ha apuntado la Junta en un comunicado.

En cambio, sostiene que con este organismo "ha habido un celo profesional exagerado". "Es incomprensible que la Fiscalía mantenga causas abiertas, cuando venimos cumpliendo a rajatabla con los niveles y el presidente de la Junta tanto en sesiones ordinarias como en Junta General nos ha comunicado que la Fiscalía estaba muy contenta con nuestras actuaciones, y así consta en las actas", ha añadido.

En esta línea, considera "lamentable" haber conocido por la prensa "posibles sanciones" a la Junta y cree que lo que se pretende es la "desaparición de una institución inmemorial que nació para defender los intereses de los arrozales que son los que dan vida a la Albufera y que tan buenos resultados ha dado".

La Junta invita a la Fiscalía "a visitar y conocer la Junta de Desagüe" porque "somos los primeros interesados y defensores de su buen funcionamiento". "Somos responsables del desagüe al mar, pero no del estado del lago", ha insistido.

Sobre la posibilidad apuntada por Fiscalía de la sustitución de la gestión del desagüe y dejarla en manos de la Dirección General del Medio Natural, este organismo ha advertido: "Ya veríamos lo que pasaba, porque la vigilancia es 24 horas al día los 365 días del año, y eso no lo aguanta ningún cargo ni funcionario".

"¿Qué intereses ocultos hay detrás de esta denuncia?; ¿qué daños irreparables se han producido?; ¿quién está detrás?", se pregunta la entidad, que pide a todos los afectados un "apoyo unánime" ya que, en caso contrario, advierte de que "muchos 'tancats' se verán obligados a dejar de cultivar arroz". "Pretenden mucha intervención, pero ni la ConsellerIa paga a la Junta de Desagüe la derrama anual como propietarios de parcelas", critica.

Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha resaltado la necesidad de la aportación de un caudal ecológico del Júcar a la Albufera que garantice unos niveles mínimos de agua que impidan la salinización del lago. El dirigente de Compromís ha destacado la necesidad de conjugar los intereses de los labradores con los intereses de la Albufera, al ser preguntado sobre la decisión de la Fiscalía de Valencia de investigar la merma de agua en el lago.