El mes de julio registra las temperaturas más altas de los últimos 15 años

ABC | VALENCIA
Actualizado:

El inicio del verano ha sido especialmente caluroso en la Comunidad Valenciana, que ha registrado un mes de julio asfixiante, con temperaturas de hasta 44 grados, el índice más alto alcanzado en los últimos 15 años. Mientras, las precipitaciones han descendido hasta los 10,5 litros por metro cuadrado, un 23% menos de lo que se considera normal en este mes.

Los vientos de poniente de los días 22 al 24 y del día 29 del pasado mes de julio fueron los causantes de estas elevadas temperaturas, que hicieron que los termómetros de muchas localidades de la Comunidad sobrepasaran los 40 grados.

Según un informe de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), esta ola de calor dio lugar al pico más alto de temperatura de los últimos 15 años, tras los registros del 4 de julio de 1994. El litoral de Castellón llegó incluso a superar los registros históricos, ya que en el observatorio provincial se alcanzaron, el día 23 de julio, los 40,6 grados, el índice más alto de la ciudad desde que se comenzaron a tomar datos en el año 1911.

La temperatura más altas registradas durante el mes de julio fueron los 44,2 grados alcanzados en Orihuela (Alicante) el día 23, seguida de los 43,6 grados medidos en Xàtiva (Valencia) el 29 de julio, o los 43 de Carcaixent (Valencia), también el 29. También se alcanzaron 42,9 grados en Ontinyent (Valencia) el 29 de julio; 42 en Lliria (Valencia), también el día 29; 41,8 en Torreblanca (Castellón) el 23 de julio; 41,7 grados en Turís (Valencia), el 29 de julio; o 41,3 grados en Alcoi (Alicante) el día 24 de julio.

Unos datos récord

El periodo estival no da tregua a la Comunidad Valenciana, que sufre una anomalía de temperatura de 1,8 grados superior con respecto al promedio de los últimos 40 años. Así, la temperatura media estimada en la Comunidad durante el pasado mes, de 25,1 grados centígrados, fue 1,6 grados superior a la del promedio del periodo 1971- 2000.

El pasado mes de julio batió récords ya que, según la AEMET, desde 1971 es el quinto mes más cálido, acercándose a los 25,6 grados de media que se alcanzaron en julio de 1994.

Por su parte, las tormentas han descargaron precipitaciones de 78,2 litros por metro cuadrado en Castellón y 91,7 litros en Benissa (Alicante).