El joven de Cabanes disparó dos veces a su mujer antes de acabar con su vida

LORENA PARDOCASTELLÓN. La Subdelegación del Gobierno en Castellón confirmó ayer que el caso de Cabanes aumenta la lista de muertes por violencia de género: ya van 57 en España en lo que va de año. La

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

LORENA PARDO

CASTELLÓN. La Subdelegación del Gobierno en Castellón confirmó ayer que el caso de Cabanes aumenta la lista de muertes por violencia de género: ya van 57 en España en lo que va de año. La autopsia practicada a los cuerpos del joven matrimonio, hallados por la madre del esposo en una vivienda de la calle San José de Cabanes, confirmaba que la víctima recibió dos tiros en la cabeza, realizados, al parecer, por su marido, que se suicidó a continuación de un disparo en la boca. Los hechos se produjeron en la noche del lunes cuando la pareja había regresado de pasar el día en el parque de atracciones de Port Aventura, con unos amigos, que no notaron nada raro en el comportamiento de la pareja.

Según fuentes judiciales, todos los indicios apuntan a un caso de violencia doméstica, a pesar de que no existe constancia de que la víctima hubiera presentado con anterioridad denuncias por malos tratos. Los amigos de la pareja apuntan que tenían «desavenencias normales» de convivencia motivadas por los estados depresivos del joven. El fallecido seguía tratamiento médico por una fuerte depresión, aunque se desconoce si en el momento de los hechos se encontraba bajo los efectos de alguna sustancia.

El Ayuntamiento de Cabanes decretó jornada de luto oficial hoy, ya que la pareja era muy conocida y querida en este municipio de apenas 3.000 habitantes. Las exequias fúnebres de la joven fallecida tuvieron lugar ayer en medio de gran conmoción en la localidad vecina de Els Ibarsos, de donde era natural toda la familia de Lidón Albado y donde ha sido enterrada. Hoy se celebrará el sepelio de Fermín Ribes en Cabanes, donde vive su madre, viuda, quien descubrió los cuerpos sin vida de los jóvenes. El autor de los disparos era aficionado a la caza y tenía licencia de armas. Los vecinos reiteraron ayer que no escucharon ni gritos, ni discusión, ni disparos.