Imagen de la presidenta y de la secretaria general del PPCV, isabel Bonig y Eva Ortiz, tomada este jueves
Imagen de la presidenta y de la secretaria general del PPCV, isabel Bonig y Eva Ortiz, tomada este jueves - ROBER SOLSONA
Política

Isabel Bonig, sobre la «valencianización» de los apellidos: «Forma parte del proceso de catalanización»

La presidenta del PP valenciano no avala la campaña que apoyan dos ayuntamientos «populares» y Compromís califica el caso de «polémica casposa»

VALENCIAActualizado:

La presidenta del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, ha calificado de «barbaridad» el envío de cartas desde doce ayuntamientos de la región -entre ellos los de Benicasim y Moncofar, gobernados por su formación- en las que se insta a los padres a «valencianizar» los apellidos de sus hijos recién nacidos. Bonig ha encuadrado la iniciativa, bautizada como «Bienvenidos a casa», como «una cuestión más dentro del proceso de catalanización» de la Comunidad Valenciana.

Conforme ha informado este jueves ABC, a la iniciativa se han sumado los ayuntamientos de Gandía, Godella, Paiporta, Silla, l’Alcudia, Montserrat y la Pobla de Vallbona -todos ellos en la provincia de Valencia-, Muro y Xixona, ambos de Alicante, y Castellón, Moncofar y Benicasim, estos dos últimos gobernados por el PP.

La portavoz de los populares en las Cortes Valencianas ha explicado este jueves que «estamos totalmente en contra de esta campaña. Que desde las administraciones envíen una carta así me parece una barbaridad». Para Bonig, «da igual si son ayuntamientos del PP, del PSPV o de Compromís. La dirección regional del PP de la Comunidad Valenciana no avala esa carta, que quede claro. He hablado con Moncofar y nos han explicado que aunque se sumaron a la campaña, no comparten el texto y que ya han dado órdenes para rectificar». «Con Benicasim no hemos hablado aún, pero lo haremos».

Imagen de la carta remitida por Benicasim
Imagen de la carta remitida por Benicasim- ABC

Conforme ha informado este jueves ABC, la alcaldesa de Benicasim, Susana Marques, sostiene que desconocía la literalidad de la carta –aunque lleva su firma– y ha ordenado su rectificación.

Con todo, Bonig ha reiterado que «no somos quién para decirles lo que tienen que hacer, pero sí les trasladaremos la postura oficial. Las familias tienen que elegir este tipo de cosas en el ejercicio de su libertad, esto es una cuestión más dentro del proceso de catalanización». Bonig ha recordado que «le propuse al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, un plan de fomento del valenciano en las zonas castellanoparlantes y no he recibido respuesta».

Mientras, la portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Mari Carmen Sánchez, ha señalado que «mientras PSPV, Compromís y PP están más preocupados por la valencianización de los apellidos, los niños estudian en barracones y hay problemas en el plurilingüismo». Para la síndica de la formación de Albert Rivera, «esto es una señal más del proceso de inmersión al más puro estilo catalán. Instamos a los partidos a dejar de preocuparse por esto y apostar por mejorar la calidad educativa y acabar con los barracones. Los partidos no somos quienes para entrometernos en los apellidos de los recién nacidos. hay temas más importantes de los que ocuparse».

Imagen de Ximo Puig y Mónica Oltra tomada este jueves en las Cortes Valencianas
Imagen de Ximo Puig y Mónica Oltra tomada este jueves en las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA

Por su parte, el portavoz del grupo socialista, Manuel Mata, ha indicado que «está muy bien que las comunidades autónomas se aproximen a su realidad lingüística. El que quiere valencianizar los apellidos lo hace y el que no no, hay libertad. Bonig riñe a los ayuntamientos, pero también gobiernan ahí».

Mientras, el sindíco de Compromís, Fran Ferri, ha argumentado que «es una polémica absurda a la que se han sumado PP y Ciudadanos. Una polémica estéril en la que quieren usar esta confrontación para ocupar el espacio de la derecha más casposa».