Imagen de archivo de una actividad de la asociación de València Acull
Imagen de archivo de una actividad de la asociación de València Acull - VALÈNCIA ACULL
Valencia

Investigan «contradicciones» entre la Policía y la mujer hondureña expulsada tras denunciar una agresión

València Acull informó de que la víctima había llegado a España «huyendo» de las maras, después de que varios de sus familiares fueran asesinados

VALENCIAActualizado:

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha indicado este martes que se van a investigar las circunstancias que envuelven al caso de la mujer hondureña a la que se abrió expediente de expulsión cuando fue a denunciar una agresión y la de la comisaría de Xirivella, donde ocurrieron los hechos, tras apreciar contradicciones en el relato de estos.

Fulgencio se ha pronunciado así después de que la asociación solidaria València Acull haya informado de que la mujer había llegado a España hace pocos meses, "huyendo de la violencia de las maras de su país", después de que "varios de sus familiares, incluido un hermano, hayan sido asesinados por estas bandas delincuenciales". A esta mujer hondureña se le abrió procedimiento de expulsión "por estancia irregular", lo que para esta entidad contribuye a aumentar la "exclusión social" de las personas migrantes.

El delegado del Gobierno ha indicado a los medios de comunicación que van a averiguar las "circunstancias" de estos hechos, y ha precisado que esta mujer se encontraba en situación "irregular" en España y por lo tanto al ser identificada se inició un procedimiento de expulsión, "porque así lo marca la ley".

Según Fulgencio, la mujer permaneció en la comisaría "el tiempo imprescindible, no llegó a más de una hora y cuarto", y ha añadido que se trata de un expediente "ordinario de expulsión, de los que hay miles y miles".

«Someter a revisión»

El delegado ha defendido que el Gobierno de España es "absolutamente sensible y solidario con la situación de la inmigración a todos los niveles", y ha añadido que el Estado de derecho debe de procurar "hacer compaginar esa solidaridad con los procedimientos establecidos".

Según ha explicado, el Gobierno es "consciente" de que en muchos de los casos hay que "someter a revisión" los procedimientos a seguir.

Para València Acull, estas prácticas policiales provocan que las personas migrantes indocumentadas "padezcan todo tipo de abusos sin atreverse a denunciarlos por miedo a ser expulsadas", por lo que reclama a la Delegación del Gobierno medidas para que se garantice el derecho de estas personas a "acceder sin ningún temor a la justicia".

Según la asociación, la mujer llegó a València hace pocos meses, huyendo de la violencia de las 'maras' de su país, y acudió a la comisaría junto a un amigo español para denunciar las agresiones y amenazas que habían sufrido por parte del casero de él. La policía le pidió la documentación y fue detenida por los agentes de extranjería, que incoaron expediente de expulsión.