El prototipo volando cerca de un helicóptero en las pruebas para su puesta en marcha
El prototipo volando cerca de un helicóptero en las pruebas para su puesta en marcha - ABC
Valencia

Inventan una aeronave que «bombardea» los incendios con sensores para medir los puntos calientes del fuego

El prototipo también usa una cámara termográfica y mejorará la precisión para extinguir las llamas en zonas de difícil acceso

VALENCIAActualizado:

Investigadores de la Universitat Politècnica de València han desarrollado una aeronave que «bombardea» los incendios forestales lanzando desde el aire sensores que permiten localizar los «puntos calientes» en la zona afectada por el fuego para así dirigir con más precisión las tareas de extinción. Este dispositivo también utiliza una cámara termográfica que mejora igualmente la precisión, ya que con estos avances se puede medir la intensidad de los efectos de las llamas en zonas de difícil acceso, como barrancos.

El trabajo de diseño de este prototipo es fruto de técnicos pertenecientes al Grupo de TIC contra el Cambio Climático del Instituto ITACA, bajo la coordinación del profesor José Vicente Oliver. Su desarrollo se enmarca dentro del proyecto ETHON, financiado por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI).

La aeronave es un prototipo de convertiplano -muy similar en el funcionamiento a un avión- que cuenta con una cámara termográfica como sensor aéreo y un dispensador de sensores terrestres, que ofrecerán información clave como los niveles de CO2 y humedad de la zona afectada por el incendio, así como de la intensidad del viento.

“Los sensores terrestres se encuentran dentro de una carcasa esférica con un giróscopo; su distribución se realiza mediante un depósito intercambiable de ocho unidades que posibilita, a modo de bombardeo, su dispersión”, explica David Vinué, investigador del grupo ICTvsCC-ITACA de la Universitat Politècnica de València.

Incendio forestal en una zona de pinada en Valencia
Incendio forestal en una zona de pinada en Valencia - ABC

Además, al distribuirse desde la aeronave, estos sensores permiten registrar datos de aquellas zonas de más difícil acceso para los bomberos, como vaguadas, quebradas, zonas de pendiente o áreas muy densas o alejadas de las vías de escape. Y ayudan también a precisar con detalle los puntos calientes del incendio.

Detectar la propagación

“El objetivo de esta aeronave es facilitar las labores de extinción cuando se produce un incendio forestal. En la propia extinción, ayudaría a asegurar el perímetro y controlar el avance del fuego en zonas de interés para el mando. Y después, contribuiría a controlar los focos de fuego aislados y las posibles reproducciones de fuego subterráneo”, destaca José Vicente Oliver.

Según Raúl Quílez, técnico forestal del Consorcio de Bomberos de la Diputación de Valencia y colaborador del grupo de investigación de la UPV, “esta nueva herramienta aportará datos esenciales para que la dirección de la extinción de un incendio forestal pueda declararlo por extinguido con mayor precisión y rigor técnico”.

La principal novedad de la aeronave puesta a punto por los investigadores de la UPV reside en la integración de la termografía y sensores en el propio vehículo. Además, tiene las características óptimas para su uso en zonas forestales sin infraestructuras, pues despega en vertical y vuela por la sustentación del ala fija, con alta autonomía respecto a los drones de ala móvil. “Pero principalmente, la innovación se basa en integrar estos tres sistemas para un único fin: termografía, sensores y aeronave”, incide Oliver.

En el proyecto han participado también, bajo la coordinación del equipo de la UPV, las empresas valencianas PYRO, UAV-WORKS y ETRA I+D.