Interior admite que Alicante y Valencia sufren la criminalidad más alta de España

ABCVALENCIA. Las provincias de Alicante y Valencia son, con diferencia, las dos provincias españolas con mayor tasa de criminalidad, según se desprende de una respuesta parlamentaria de la Secretaría

Actualizado:

ABC

VALENCIA. Las provincias de Alicante y Valencia son, con diferencia, las dos provincias españolas con mayor tasa de criminalidad, según se desprende de una respuesta parlamentaria de la Secretaría de Estado de Seguridad a instancias de la diputada del PP María Salom, informa Ep.

A tenor de los datos del Gobierno, Alicante sufre 77,6 infracciones penales por cada mil habitantes, mientras que en Valencia la tasa cae hasta las 67,5. Les sigue de lejos Málaga, con una tasa de criminalidad del 64,1.

Así, la información facilitada en el Congreso por el Ministerio del Interior vuelve a dejar en evidencia el discurso de la Delegación del Gobierno sobre la seguridad ciudadana en la Comunidad. De hecho, ni tan siquiera las entrañables fechas navideñas mitigan la lacra que padece la región en los últimos meses. Ayer, víspera del día de Nochebuena, la Guardia Civil detenía a cinco ciudadanos argelinos pertenecientes a un grupo organizado dedicado al robo de viviendas en la Vega Baja. Según las pesquisas del instituto armado, los delincuentes comenzaron a operar el pasado verano y utilizaban «correos» para enviar parte de los botines sustraídos -fundamentalmente joyas, televisiones de plasma, teléfonos móviles y dinero en efectivo- a través de la línea marítima que une los puertos de Alicante y Orán.

Robos a diario

Según reconoció ayer la Benemérita, «se ha logrado desarticular un grupo delictivo organizado que, dado que actuaban casi diariamente y en una zona geográfica reducida, habían generado gran alarma social».

A partir del 26 de diciembre, todos los efectos intervenidos serán expuestos en las dependencias del acuartelamiento de San Miguel de Salinas. Si la delincuencia sigue haciendo estragos en Alicante, la provincia de Valencia tampoco escapa a las bandas organizadas. En este caso, una operación de la Policía Nacional ha posibilitado la detención de doce colombianos -la mitad en Valencia y el resto en Baleares- especializados en el robo de domicilios en Palma de Mallorca. Las joyas sustraídas llegaban a un taller clandestino de la capital del Turia, donde se modificaban y pasaban al mercado negro.

La crónica de sucesos de la jornada de ayer se amplió con el atraco a una sucursal bancaria del BBVA en Valencia, donde los malhechores lograron un botín de 2.000 euros. La madrugada del sábado, un hombre fue abordado en el garaje de su domicilio en el barrio de Benicalap, también en la capital autonómica, por unos delincuentes que le trasladaron a un cajero automático. El secuestro exprés finalizó horas después cuando el hombre -que no sufrió daños- fue abandonado por sus captores en la localidad de Turís.

Al hilo de estos relatos sobre la delincuencia, el PP-CV criticó al delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, por haber «enmascarado durante los tres últimos años los datos sobre efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado» en la región. De hecho, el jefe del Consell, Francisco Camps, reclamará en la próxima Conferencia de Presidentes, la llegada de 2.000 nuevos agentes.