Infraestructuras invierte más de 240 millones de euros en obras para garantizar el agua a 75 municipios

Actualizado:

ABC

VALENCIA. La Conselleria de Infraestructuras está poniendo en marcha obras para garantizar el agua «en calidad y cantidad» a unos 75 municipios de la Comunidad.

El objetivo de las obras, que suponen una inversión de unos 240 millones de euros, es beneficiar a dos millones de habitantes aproximadamente, según fuentes de la Conselleria.

Dentro de esas actuaciones, se prevé la construcción de 30 nuevos depósitos que garantizarán la capacidad de regulación y almacenamiento, ocho sondeos, dos nuevas potabilizadoras y más de 400 kilómetros de nuevas conducciones.

Así, la Conselleria anunció que, además de los planes comarcales de abastecimiento en comarcas como Camp de Morvedre, La Ribera o La Marina, se está acelerando la puesta en marcha de nuevas actuaciones de abastecimiento en toda la geografía de la Comunidad. En este sentido, Infraestructuras informó de que ya han comenzado las obras de urgencia en Albocácer o Vistabella, con el objetivo de evitar que se produzcan problemas en el suministro durante los próximos meses.

Además, también se van a acometer obras postrasvase Júcar-Vinalopó, para destinar unos 35 hectómetros al abastecimiento de municipios del Vinalopó y La Marina Baja, y «cuya primera fase se licitará en breve», según informó la Conselleria de Infraestructuras.

Obras en toda la geografía

Entre las obras en marcha cabe destacar las que se están realizando en el interior de Castellón, donde históricamente se han padecido problemas de suministro en épocas de sequía debido a que muchos de ellos se abastecen de manantiales. Algunas de esas localidades son: Albocácer, Culla, Fuentes de Ayódar, Gaibiel, Jérica, Montanejos, Morella, Portell de Morella, Vistabella y San Rafael del Río. También destacan obras para garantizar abastecimiento a zonas industriales como Alcora.

También en el interior de la provincia de Valencia se van a ejecutar obras que permiten un mejor almacenamiento y distribución en los abastecimientos locales. Es el caso de municipios como Ademuz, Alborache, Alfarrasí, Benisanó, Bugarra, Gilet, Venta del Moro, Utiel o Yátova.

En Alicante, además de las obras de renovación de conducciones en La Vall de Laguar, se realizarán otras con el objetivo de eliminar pérdidas. En concreto, se prevé la renovación de 41 kilómetros de conducciones que permitirán evitar las constantes roturas y pérdidas que se están produciendo en las tuberías antiguas, y por tanto se conseguirá optimizar los recursos y el mantenimiento del sistema actual de explotación hasta Calpe y Benissa. Otras de las intervenciones de esta provincia se están llevando a cabo en Banyeres de Mariola, Benitatxell, Teulada e Ibi.