Un agente de la Guardia Civil observa a un joven pateando un coche en uno de los vídeos difundidos en redes sociales
Un agente de la Guardia Civil observa a un joven pateando un coche en uno de los vídeos difundidos en redes sociales - ABC
Alicante

La indignante «moda» juvenil de romper retrovisores y difundir las fotos en las redes sociales

Una banda de menores provoca la «reprobación masiva» de los vecinos de Santa Pola

ALICANTEActualizado:

Algunos vándalos han empezado a alardear de romper retrovisores de coches aparcados en la calle en las redes sociales y han soliviantado a las víctimas de sus actos y, en general, a sus vecinos. En concreto, tres jóvenes, dos de ellos menores, han sido detenidos en Santa Pola (Alicante) como presuntos autores de nueve delitos de daños, según un comunicado de la Guardia Civil.

Los hechos que supuestamente cometieron estos tres jóvenes, dos de ellos de 17 años y el tercero de 18, y su difusión a través de las redes sociales motivaron "una reprobación masiva por parte de los usuarios", señala la nota de prensa.

Se han contabilizado hasta nueve vehículos afectados y, "a falta de la valoración de los peritos, la reparación de dos de ellos ya ha costado más de 1.600 euros", según el instituto armado.

El pasado domingo, 9 de septiembre, varios vehículos aparcados en la vía pública de la citada población alicantina amanecieron con desperfectos, en su mayoría en los espejos retrovisores.

Enviado a los perjudicados

Los perjudicados recibieron en sus teléfonos móviles vídeos que mostraban cómo tres jóvenes -identificados 24 horas después por la Guardia Civil- se divertían pateando los coches y alardeando de ello en las redes sociales.

Los jóvenes, que sabían del revuelo que se había formado en las redes sociales y que la Guardia Civil investigaba el caso, "decidieron presentarse voluntariamente en las dependencias de la Benemérita en Santa Pola, donde han sido detenidos como presuntos autores de hasta nueve delitos de daños", según la nota de prensa.

Tras tomarles declaración han quedado en libertad y las diligencias han sido remitidas al Juzgado en funciones de guardia de Elche, en el caso del mayor de edad, y a Fiscalía de Menores de Alicante, en cuanto a los dos que tienen 17 años.

La valoración total de los daños está aún por determinar, a expensas de los informes periciales correspondientes. Por el momento, la cifra asciende "a más de 1.600 euros por la reparación de dos de los vehículos", según la Guardia Civil.