Economía

¿Por qué se estudia en Harvard el modelo de Mercadona?

Un informe del IVIE cifra en 545.000 empleos y 19.500 millones de euros de PIB la aportación a la economía española de la empresa valenciana

VALENCIAActualizado:

Lo que comenzó en 1977 como una pequeña empresa de ultramarinos en la provincia de Valencia se ha convertido en una de las grandes compañías mundiales cuyo modelo constituye objeto de estudio en universidades como la de Harvard.

La actividad de Mercadona y su cadena de montaje ya supone el 1,7% del Producto Interior Bruto (PIB) español, con una aportación anual superior a los 19.500 millones de euros y el tres por ciento del empleo total del país, con 545.000 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos. Un estudio del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) ha puesto negro sobre blanco el impacto que supone el proyecto conjunto de la empresa presidida por Juan Roig en España.

Un estudio realizado por las profesoras de la escuela de negocios Sloan del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)Zeynep Ton y Sarah Kalloch. El documento señala que, en su estrategia, Mercadona combina las inversiones en las personas con «decisiones operativas« que aumentan la productividad y la aportación de sus trabajadores, lo que permite ofrecer una «buena experiencia« a los clientes.

El estudio fue publicado el pasado año por la revista de negocios de Harvard sobre la gestión del talento de los trabajadores en el que destacaba a Mercadona por sacar «el máximo provecho» del potencial de su plantilla y por su inversión en nuevas tecnologías.

[Mercadona se doctora en Harvard]

En esa línea, la compañía de capital valenciano explica que uno de los ejes de su modelo pasa por «satisfacer a la sociedad con la que convive a través de un crecimiento compartido y sostenible que genere valor en los entornos en los que tiene presencia». En ese contexto, Mercadona ha apostado por la creación y consolidación de una industria «productiva y eficiente» en todo el país.

En esa línea, Mercadona, junto a sus interproveedores y algunos proveedores especialistas, conforman un clúster industrial de 249 fábricas en España que dan empleo a un total de 54.163 trabajadores.

La inversión conjunta de Mercadona y su clúster industrial superó los 1.700 millones de euros en 2017, el primero dentro de una plan de transformación de la empresa para sentar sus bases de futuro, que se prolongará hasta el año 2023 con un monto total de 8.500 millones.

Imagen del comité de dirección de Mercadona tomada en la última presentación de resultados de la compañía
Imagen del comité de dirección de Mercadona tomada en la última presentación de resultados de la compañía - MIKEL PONCE

Asimismo, la actividad indirecta de Mercadona, a través de la colaboración que mantiene con más de 2.700 proveedores comerciales y de servicios y 20.000 pymes y productores de materias primas locales, también constituye un «motor de crecimiento compartido para la sociedad», de acuerdo con fuentes de la compañía.

En términos de empleo, Mercadona generó 5.000 nuevos puestos de trabajo indefinidos en 2017, lo que le permitió alcanzar una plantilla de 84.000 personas. Sus interproveedores generaron otros 3.900 empleos adicionales.

Mientras, la contribución tributaria de Mercadona a las Administraciones Públicas alcanzó los 1.441 millones de euros en concepto de tributos tanto directos como indirectos, de acuerdo con el informe del IVIE.

Al margen del clúster industrial, los centros de distribución logística y de su red de más de 1.600 supermercados que este año, con las primeras aperturas en Ceuta y Melilla, cubrirán todo el territorio nacional, Mercadona ha desarrollado una estrategia de colaboración con el sector primario que pasa por la firma de acuerdos estables con 8.600 agricultores, 5.200 ganaderos y 12.000 pescadores de toda España.

Mercadona realiza compras en España que superan los 17.500 millones de euros al año, un 85% del total de productos y servicios que adquiere.