Intervención policial en una calle de Valencia
Intervención policial en una calle de Valencia - ROBER SOLSONA
Burjassot (Valencia)

Hospitalizado tras reventar con la cabeza y una piedra las lunas de cuatro coches

El hombre fue sorprendido por un policía fuera de servicio cuando huía con el rostro ensangrentado y luego amenazó a otros agentes

VALENCIAActualizado:

Un hombre de 37 años con antecedentes ha sido detenido y hospitalizado tras reventar a a cabezazos y con una piedra las lunas de cuatro vehículos en Burjassot (Valencia), acusado de un supuesto delito de daños, desobediencia y contra la seguridad vial.

Según fuentes policiales, el hombre, de origen español, intentó posteriormente darse a la fuga en un vehículo bajo los efectos del alcohol, pero un policía nacional fuera de servicio consiguió reducirle hasta la llegada de las patrullas.

El arrestado fue trasladado a un hospital por las lesiones que presentaba en la cabeza, donde quedó ingresado en observación bajo custodia policial.

Ha ocurrido sobre las cinco de la tarde, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados para dirigirse a la calle Pintor Velázquez de Burjassot, donde un policía nacional fuera de servicio comunicaba como un hombre estaba fracturando varias lunas de vehículos y tenía el rostro ensangrentado.

En el lugar, los agentes localizaron a un hombre sentado con la cara ensangrentada y a su lado el policía nacional fuera de servicio, que manifestó haber observado cómo el herido fracturaba las ventanas de varios vehículos con una piedra y a cabezazos.

Al ser recriminado por varias personas, intentó huir del lugar en su coche, pero se lo impidió el policía, que le retuvo hasta la llegada de las patrullas.

A continuación, se presentó una patrulla de Policía Local para realizarle la prueba de alcoholemia puesto que daba muestras claras de estar bajo los efectos del alcohol y había intentado abandonar el lugar con su vehículo.

El hombre se negó a someterse a dichas pruebas e incluso insultó y amenazó a los agentes, que solicitaron la presencia de un servicio sanitario que traslado al detenido al hospital para ser atendido por las lesiones que presentaba en la cabeza.