Un hombre del vicepresidente

POR V. VILLAPLANAVALENCIA. Juan José Beneyto, alcalde de Albaida, tiene el próximo 7 de febrero una cita especial. Y es que no todos los días a uno lo invita el vicepresidente de los Estados Unidos a

Actualizado:

POR V. VILLAPLANA

VALENCIA. Juan José Beneyto, alcalde de Albaida, tiene el próximo 7 de febrero una cita especial. Y es que no todos los días a uno lo invita el vicepresidente de los Estados Unidos a compartir unas jornadas políticas, por muy primer edil que se sea.

Beneyto recibió hace unos días una convocatoria firmada por Dick Cheney, mano derecha del presidente George Bush en la Casa Blanca, para acudir a un ciclo de conferencias sobre sostenibilidad y prevención del calentamiento global en la gestión municipal.

Con todo, personas cercanas al alcalde popular afirman que Beneyto se toma la invitación a esta cita, que tendrá lugar en Madrid, con gran naturalidad y sin ofrecerle especial importancia.

Lo cierto es que el edil ya actuó como anfitrión en la visita de los Reyes a esta localidad valenciana hace sólo unos meses, cuando el pasado 14 de marzo don Juan Carlos y doña Sofía viajaron por la Comunidad.

Dentro de dos semanas será el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, quien reciba en su «casa» a Cheney y pronuncie el discurso inaugural de este ciclo.

La invitación de Beneyto seguramente tiene que ver con su pertenencia a la Comisión de Modernización y Calidad de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

A esta comisión también está adscrito el primer edil de Petrer, José Antonio Hidalgo, quien no ha comunicado si también está invitado por el líder republicano a su acto en la capital de España.

La llegada de Cheney a Europa con su conferencia medioambiental se produce después de que su predecesor en el cargo, el demócrata Al Gore, haya vuelto a la escena mundial con su documental «Una verdad incómoda». Gore, durante casi toda su vida pública líder de opinión en materia de ecología, aunque su «paréntesis» de ocho años en la Casa Blanca como «número dos» del presidente Bill Clinton no sirvió para que la Administración norteamericana rubricara el tratado de la Cumbre de Kioto.

Derrotado -o quizás no- por George W. Bush en unos apretadísimos sufragios presidenciales en noviembre de 2000, con recuentos incluidos, ha vuelto ahora a la carga con un film en el que denuncia las consecuencias de la liberación de gases de efecto invernadero.

La asistencia al debate, en todo caso, es un hito que el alcalde valenciano podrá fijar en un lugar privilegiado en su currículo, especialmente por la trayectoria del convocante.

Comenzó con Nixon

Cheney empezó su carrera política con el presidente Richard Nixon y, desde entonces, ha estado, con mayor o menor protagonismo, detrás de prácticamente todos los ejecutivos republicanos.

Ni siquiera el fracaso de la política de Estados Unidos en Irak, que costó el puesto a secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, tras los pésimos resultados del partido del elefante en las últimas elecciones al Congreso y Senado, han podido con el «número dos».

Cheney se mantiene junto a Bush pese a los más de 3.000 norteamericanos fallecidos en el conflicto y ser uno de los principales «halcones» -nombre con el que se conoce a los militaristas- del equipo del presidente.

Cheney invita al alcalde de Albaida a unas jornadas medioambientales en Madrid_ Beneyto se lo toma con tranquilidad pese a la trayectoria del convocante

ROBER SOLSONA

El hemiciclo de las Cortes, en la mañana de ayer, durante el primer debate del plenario después del parón navideño