Imagen de archivo de la Policía Nacional en Valencia
Imagen de archivo de la Policía Nacional en Valencia - ROBER SOLSONA
Valencia

Un hombre intenta secuestrar a un joven con el que mantuvo una relación para chantajearle

Contrató a dos personas que le robaron dos móviles y su intención era que grabase un mensaje desmintiendo la relación entre ambos

VALENCIAActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a tres hombres de entre 17 y 53 años como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y detención ilegal tras supuestamente robarle a un joven dos teléfonos móviles e intentar introducirlo a la fuerza en un coche en la avenida del Cid de Valencia.

Al parecer, el mayor de los tres contrató a los otros dos para llevar a cabo su plan de secuestro con el objetivo de conseguir una declaración de la víctima y las grabaciones de su teléfono móvil, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

Los hechos se produjeron a finales del mes de marzo, cuando un joven fue abordado por la espalda por dos personas que, tras taparle la boca, le robaron sus teléfonos móviles para posteriormente intentar meterlo a la fuerza en un vehículo, donde esperaba un tercero que gritaba que se lo tenían que llevar. Finalmente, gracias a la resistencia que ofrecía y la ayuda de algunos viandantes que pasaban por la zona, no lo consiguieron.

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que la persona que conducía el vehículo, era un hombre de 53 años, con el que la víctima habría mantenido contactos sexuales e intercambiados fotografías y mensajes a través de las redes sociales.

El hombre, a fin de que no salieran a la luz, ya que tenía una posición pública que había perdido, ideó un plan para secuestrarlo. Así, supuestamente alquiló un vehículo y contrató a dos jóvenes, a los que les pagaría 200 euros por llevárselo, con la intención de que grabara un mensaje desmintiendo la relación y poder recuperar su posición.

De los tres detenidos, todos ellos sin antecedentes policiales, ha sido puesto en libertad el menor tras ser escuchado en declaración y ponerlo en conocimiento del ministerio fiscal, mientras que los otros dos han pasado a disposición judicial.