Vicente Ordaz - El faro

Sé lo que hiciste el último verano

«Este país sigue teniendo una clase política que no se merece»

Vicente Ordaz
Actualizado:

Jamás pensé que la época universitaria de nuestros políticos diese para tanto. En apenas unos meses los estudios de sus señorías han servido para acabar con la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que cremas aparte, estaba sentenciada de facto por un Máster de postgrado que resultó ser más falso que el dinero del Monopoly. También ha dado la universidad cuerda para mantener a esta hora la duda sobre el futuro de Pablo Casado y el mismísimo Pedro Sánchez y hasta para llevarse por delante a una súper ministra como Carmen Montón, casi nada. Pero mas allá de los casos particulares de los que hablamos, la sensación que queda a esta hora en el ciudadano de a pie es que nuestra clase política ha mentido/miente de manera sistemática sobre su formación universitaria, vergonzoso.

Pero la historia está cambiando. Me imagino que a esta hora, las farmacias colindantes de los parlamentos autonómicos de España, principales ayuntamientos, Congreso y hasta Senado, habrán agotado las existencias de Fortasec, hay miedo. Comienza la revisión de conocimientos declarados, nos va a dar la risa. Si además entramos en el nivel de inglés que dice dominar la clase política esto puede ser mejor que «Una noche en la ópera», la comedia mas deliciosa de mis admirados Hermanos Marx.

Imagen de Pablo Casado y Pedro Sánchez tomada el pasado mes de agosto
Imagen de Pablo Casado y Pedro Sánchez tomada el pasado mes de agosto - ABC

Es una muestra más de que este país sigue teniendo una clase política que no se merece. El que mejora con falsedades un curriculum es acomplejado y mediocre, por concepto. Es lo que hay. Pero, ¿cómo se verá esto desde fuera? ¿Se lo han preguntado? Piensen por un momento qué pensará un alemán, un francés o un canadiense, parece un chiste, al ver al presidente del Gobierno bajo sospecha de plagio de un doctorado, al líder de la oposición a la espera de ver como resuelve el Supremo sobre si recibió trato de favor en materia estudiantil o a una Ministra de primer nivel dimitida por la misma causa, y todo, en menos de un verano. Parece un chiste, pero no lo es.

Vicente OrdazVicente Ordaz