Imagen de los efectos de las lluvias en Almenara - MIKEL PONCE
Temporal

Gota fría en imágenes: campos anegados, coches atrapados y urbanizaciones inundadas

Una veintena de localidades de toda la provincia han sufrido los peores efectos de las lluvias

CASTELLÓNActualizado:

Rescate de personas atrapadas en sus coches, retirada de árboles caídos y achiques de agua han sido las principales actuaciones por las fuertes lluvias de los bomberos en la provincia de Castellón, que además han intervenido ante la inundación de varias urbanizaciones en Alcossebre.

Los bomberos del Consorcio provincial de Castellón han intervenido desde la tarde del jueves y hasta primera hora de este viernes en una veintena de localidades de toda la provincia debido a las fuertes lluvias, sobre todo en Benicarló, Alcalà de Xivert y Alcossebre, las zonas más afectadas, han informado fuentes del organismo.

Imagen del oleaje en la playa de Almenara
Imagen del oleaje en la playa de Almenara - MIKEL PONCE

La Guardia Civil de Castellón ha participado, entre ayer y esta pasada noche, en la evacuación y rescate de unas cien personas que se habían visto afectadas por las fuertes lluvias caídas en la provincia, y además asistió también a nueve vehículos atrapados por la acumulación de agua.

La localidad de Benicarló continúa en alerta aunque con una situación más tranquila que la pasada noche después de registrar 246 litros por metro cuadrado en 24 horas, la mitad de lo que media anual de precipitaciones que se sitúa en 508 litros por metro cuadrado, según fuentes municipales.

En la zona de Alcalà de Xivert y Alcossebre, donde han caído ya 225 litros por metro cuadrado y a primera hora de esta mañana vuelve a llover con fuerza, se han inundado las urbanizaciones situadas en el barranco de La Coloma, aunque no ha sido necesario rescatar a personas.

[Última hora: la gota fría deja lluvias de 246 litros y sin clase a 200.000 niños valencianos]

Fuentes del Ayuntamiento de Alcossebre han señalado que los accesos a la localidad se han abierto, pero hay que circular con precaución, y que la N-340 sigue cortada a la altura de este municipio, por lo que se están desviando los vehículos por la AP-7, mientras que las lluvias han causado daños materiales cuantiosos, desprendimiento de asfalto y derrumbe de muros.

En poco más de doce horas, el Consorcio de Bomberos ha llevado a cabo 65 servicios relacionados con el episodio de lluvias, y puntos como Peñíscola, Vila-real o La Llosa han sido otras de las zonas más afectadas, según fuentes del Consorcio.

Imagen de las inundaciones en la Vall d'Uixó
Imagen de las inundaciones en la Vall d'Uixó - REUTERS

Los bomberos han actuado por una treintena de avisos de personas que habían quedado atrapadas en sus vehículos debido a la lluvia, muchos en pasos cercanos a puentes, y también se han multiplicado los servicios de achiques de agua en viviendas, bajos y comerciales, mientras que han retirado árboles caídos en Burriana y Peñíscola.

Asimismo, a primera hora de este viernes bomberos del Consorcio han colaborado en el traslado de algunas personas que necesitaban acudir a sus tratamientos médicos y que debido a las dificultades de acceso por el agua no podían salir de sus viviendas.

Toda la provincia de Castellón se encuentra en preemergencia por la alerta roja por lluvias y en emergencia en la costa, concretamente en las comarcas de Plana Baixa, Plana Alta y Baix Maestrat.

El episodio de lluvias hasta el momento no ha provocado daños personales, aunque se pide prudencia a todos los ciudadanos hasta que no haya finalizado esta situación meteorológica tan adversa.