Imagen de Vicent Marzà y Ruben Trenzano tomada en la presentación de una campaña de promoción del valenciano
Imagen de Vicent Marzà y Ruben Trenzano tomada en la presentación de una campaña de promoción del valenciano - ROBER SOLSONA
Política

Así funciona la Oficina de Derechos Lingüísticos que perseguirá casos de «discriminación» del valenciano

El ámbito de actuación de la nueva entidad afecta al sector público y al privado pero no tiene capacidad sancionadora

VALENCIAActualizado:

«Nadie podrá ser discriminado por razón de su lengua». A partir de este martes cualquier persona ya podrá denunciar ante la Oficina de Derechos Lingüísticos (ODL) de la Generalitat Valenciana casos de «discriminación» por el empleo de la lengua autóctona en el ámbito público y privado. De acuerdo con el decreto que regula su funcionamiento, el nuevo organismo, que depende de la conselleria de Educación dirigida por Vicent Marzà y no supondrá un aumento del presupuesto, tiene como objeto «proporcionar apoyo y consejo a la ciudadanía para canalizar las reclamaciones, sugerencias y consultas motivadas por posibles vulneraciones de los derechos lingüísticos y tratar de erradicarlas».

El Gobierno autonómico sostiene que «las numerosas deficiencias lingüísticas que presentan tanto la práctica administrativa como las relaciones privadas hacen que la oficialidad formal [de la lengua valenciana] no se corresponda con la realidad social, con la consecuencia directa de que muy a menudo la ciudadanía no puede hacer uso de su opción lingüística». «Además -continúa el decreto- y por ser lo más preocupante, no se pueden obviar las muestras de hostilidad o de discriminación grave hacia las personas que se expresan en valenciano por razón de su lengua».

Para la Generalitat, «este contexto de desequilibrio lingüístico se ve reflejado en las reclamaciones que anualmente registran y tramitan determinadas instituciones de carácter público, pero también en las recogidas por varias entidades cívicas que igualmente se hacen eco y que llevan a cabo una tarea informativa y de asesoramiento jurídico a las personas que sufren un agravio por usar su lengua».

¿Qué funciones tiene?

El texto publicado el Diario Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV), recalca que la «ODL no tiene carácter sancionador y que en consecuencia no puede aplicar ninguna medida de este tipo». Según explica el decreto, «el reto que se plantea es que el reconocimiento legal del derecho a utilizar la lengua propia de los valencianos y de las valencianas pase a ser un reconocimiento social de hecho. Y, con este objetivo, la Oficina de Derechos Lingüísticos tiene la voluntad de actuar como agente dinamizador para que la ciudadanía pueda usar el valenciano con plena normalidad en todos los ámbitos».

¿A quién afecta?

Al respecto, el decreto es aplicable a la Administración de la Generalitat y su sector público instrumental; las entidades que integran la Administración local y sus organismos; a la Administración del Estado y los organismos que dependen de ésta con sede en la Comunitat Valenciana, incluyendo la Administración de Justicia; y las personas físicas y jurídicas de naturaleza privada.

Según argumenta el decreto, «actualmente, en nuestro territorio y de manera frecuente, los derechos lingüísticos de la ciudadanía se ven sometidos a condiciones de vulnerabilidad cuando aquella emplea el valenciano en contextos diversos, tanto en las relaciones con la Administración local, autonómica o del Estado, como también en las relaciones privadas».

¿Cuáles son las funciones de la Oficina?

Entre las funciones del nuevo organismo se encuentran las de «recoger y tramitar las reclamaciones sobre vulneración de derechos lingüísticos y las sugerencias relacionadas con la tutela de estos derechos que presente la ciudadanía, y responder a ellas». Además, el decreto prevé que la ODL pueda actuar de oficio, «cuando considere que determinados hechos vulneran los derechos lingüísticos de la ciudadanía», así como «a instancias de cualquier persona física o jurídica que presente una reclamación, una sugerencia o una consulta relacionadas con el ámbito de los derechos lingüísticos».

Al no disponer de capacidad sancionadora, «ni ser ésta su finalidad», cuando la ODL «tenga conocimiento de que se ha producido un hecho o acontecimiento que vulnera los derechos lingüísticos de la ciudadanía, se pondrá en contacto con el órgano de la Administración o con la persona física o jurídica de que se trate para obtener la información necesaria y ofrecer así el asesoramiento que corresponda para garantizar la aplicación de los derechos que amparan a la ciudadanía en el uso de las lenguas oficiales».

¿Cómo se puede reclamar?

La presentación de las reclamaciones por las personas interesadas «no es incompatible con la presentación de recursos administrativos ni con el ejercicio de acciones judiciales».

Las reclamaciones, las sugerencias y las consultas se presentarán, preferentemente, utilizando medios electrónicos. Para hacerlo, se accederá a través de la página web de la ODL, que remitirá a la sede electrónica de la Generalitat, o directamente desde la dirección de la sede electrónica https://sede.gva.es en el apartado de quejas y sugerencias reservado a la Oficina de Derechos Lingüísticos.