Imagen del acto difundida por la consellera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Laura Borrás
Imagen del acto difundida por la consellera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Laura Borrás
Política

El Gobierno catalán indigna a dos pueblos de Teruel y Castellón por un acto independentista

La consellera de Cultura de Quim Torra encabezó una protesta en una montaña en la que confluyen Cataluña, Aragón y la Comunidad Valenciana

VALENCIAActualizado:

El Gobierno catalán ha extendido los actos independentistas a Aragón y la Comunidad Valenciana y ha provocado malestar en dos municipios de las provincias de Teruel y Castellón. El pasado fin de semana, Laura Borrás, consellera de Cultura del Ejecutivo que preside Quim Torra, participó en la iniciativa bautizada como «Cimas por la libertad», en el Tosal del Rey, un pico situado en los límites de las tres comunidades autónomas que forma parte de los términos municipales de la Pobla de Benifassà (Castellón), Valderrobres (Teruel) y la Sènia (Tarragona).

En el acto -al que asistieron unas seiscientas personas- se exhibieron banderas esteladas independentistas y se reclamó la libertad de los políticos que permanecen en prisión preventiva por rebelión o fugados de la Justicia española. Tanto la cuenta oficial de la Conselleria de Cultura catalana en Twitter como la de la propia Borrás difundieron un acto que ha provocado malestar en las localidades de Castellón y Teruel.

El alcalde de la Pobla de Benifassà, David Gil, del Partido Popular, ha lamentado que los organizadores del acto separatista no informaran al Ayuntamiento, de un municipio de poco más de doscientos habitantes, de sus intenciones. Únicamente se había comunicado una «caminata» por parte del Club Excursionista de la Sénia cuando, según el alcalde, se trató de «una cita política y partidista», según informa «El Periódico Mediterráneo».

Por su partel el alcalde de la localidad turolense de Valderrobres, Carlos Luis Boné, también del Partido Popular, denuncia que el Tosal del Rey, considerado históricamente un punto de encuentro entre tres regiones vecinas, se empleara para reivindicar el separatismo, según recoge «La comarca». La ascensión al Tosal del Rey se dedicó a Lluís Puig, exconseller de Cultura huído, y contó con la presencia de sus familiares.

Su sucesora, Laura Borrás, avisaba a través de las redes de que «nos nos pararemos. Os queremos libres y en casa».

El acto del pasado sábado no es el primero en el que los promotores del secesionismo extienden sus reivindicaciones a las autonomías vecinas. En 2013, una cadena humana para reclamar el independentismo superó los límites territoriales de Cataluña y llegó hasta la localidad castellonense de Vinaroz.