Vídeo: Los profesores les llamarán por su nombre - ATLAS
Comunidad Valenciana

La Generalitat permite los baños mixtos en los colegios públicos

El protocolo para garantizar el derecho a la identidad de género establece la libertad de vestimenta en los centros

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los colegios públicos valencianos tendrán permitida la instalación de cuartos de baño mixtos; los alumnos podrán elegir su indumentaria de acuerdo con el género con el que se sientan identificados; y las familias deberán reconocer la identidad sexual expresada por su hijo o hija.

La Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana ha aprobado un «protocolo para garantizar el derecho a la identidad de género, la expresión de género y la intersexualidad en los centros», previsto en la normativa aprobada por el Gobierno autonómico el pasado mes de octubre.

Aunque la ley que regula los derechos de los transexuales está pendiente del trámite parlamentario, el protocolo entró ayer en vigor y se activará en los centros públicos. Solo colegios públicosLos colegios concertados y privados no están obligados a cumplir el protocolo, aunque podrán adoptarlo.

De hecho, uno de los reparos que puso el Consejo Jurídico Consultivo era que la ley de Identidad de Género limitaba la «autonomía de los centros».

El documento establece la posibilidad de «estudiar y repensar la disponibilidad y distribución de lavabos de chicos y chicas, o la posibilidad de que sean mixtos». En todo caso, «se garantizará al alumnado el acceso a los lavabos y los vestuarios de acuerdo con la identidad de género manifestada». Respecto a la documentación e identificación de los alumnos, el protocolo indica que «se adecuará la documentación administrativa del centro docente (que incluye las listas de clase, informes de evaluación, boletines de notas, sobres de matrícula o la identificación del material) en consideración al nombre y al género con el que se siente identificado el alumno, a petición de la familia o de quien ejerza la tutoría legal mientras el estudiante sea menor de edad o no esté emancipado».

No obstante, «la documentación oficial del alumno no podrá modificarse hasta que no se realice el cambio de nombre en el Registro Civil». Con todo, los docentes «habrán de dirigirse al alumno o por el nombre y la adscripción de género que haya escogido». Asimismo, «se garantizará la libertad de vestimenta con que el alumno o alumna se sienta identificado».Notificación oficialEl protocolo hace referencia a las «situaciones de desprotección» y avisa que «si la familia no reconoce la identidad expresada por su hijo o hija, y se observa sufrimiento emocional o psicológico persistente, el centro actuará con la máxima cautela, discreción y confidencialidad, pero diligentemente».

Según el documento, «en casos extremos de no colaboración, y agotada la vía del diálogo, el centro procederá a la aplicación del protocolo de la orden relativa al maltrato infantil y a la notificación a la Consejería competente en bienestar social y protección de la infancia».

[Consulta aquí el protocolo completo]