EFE  Los paraguas dejarán de verse en las próximas horas
EFE Los paraguas dejarán de verse en las próximas horas

Las fuertes precipitaciones dan paso a cielos despejados en la Comunidad

R. M.VALENCIA. Las fuertes precipitaciones que han azotado la Comunidad en los últimos días desaparecerán paulatinamente a lo largo de la jornada de hoy. Según datos ofrecidos por el Centro

Actualizado:

R. M.

VALENCIA. Las fuertes precipitaciones que han azotado la Comunidad en los últimos días desaparecerán paulatinamente a lo largo de la jornada de hoy. Según datos ofrecidos por el Centro Meteorológico de Valencia, el cielo estará poco nuboso, con intervalos de nubes por la tarde y posibilidad de lluvias aisladas que podrían estar acompañadas de aparato eléctrico en el interior. En el litoral norte de Castellón se esperan tormentas de verano, que podrían ser de carácter fuerte, pero que remitirán rápidamente. Las temperaturas mínimas sufrirán un ligero descenso ajustándose más a las propias de septiembre. Las máximas previstas experimentarán un ascenso moderado.

Con estas previsiones, las lluvias abandonan la Comunidad dejando a su paso registros cercanos a los 50 litros recogidos. Poblaciones como Andilla en Valencia se recogieron 50,8 litros por metro cuadrado. Mientras que en la localidad alicantina de Torre de les Macanes cayeron 46,8 litros. Otras mediciones relevantes fueron las de Siete Aguas con un total de 43,8 litros, Yátova con 24,2, Enguera con 23,4; todas ellos municipios de la provincia de Valencia.

Respiro para la agricultura

Las precipitaciones registradas en las últimas horas han servido para aliviar las, de manera temporal, las penurias que viven los agricultores valencianos debido a la acuciante sequía. Las organizaciones agrarias AVA y La Unió coincidieron ayer en afirmar que las lluvias son beneficiosas pero «insuficientes». Fuentes de AVA manifestaron que esas lluvias «son un respiro pero no alivian la extrema escasez de agua que padece la agricultura valenciana». El agua caída beneficia a las zonas citrícolas, ya que limpia los árboles y las naranjas, y eso es bueno para evitar las plagas.

También puede servir para aumentar el tamaño de los frutos y eso es «un avance ante el inminente comienzo de la vendimia», añadieron las mismas fuentes. Por su parte, La Unió manifestó que «la lluvia ahorra algún riego pero que el problema de la sequía continúa», al tiempo que añadieron que « es beneficioso que llueva en zonas del interior para los acuíferos y los embalses».