Las fuertes lluvias crean la alarma en varias poblaciones costeras de Castellón

Las fuertes lluvias crean la alarma en varias poblaciones costeras de Castellón

Actualizado:

A. R.

VALENCIA. De nuevo, las fuertes lluvias caídas anegaron la Comunidad. En esta ocasión, la provincia más afectada fue la de Castellón, en especial su litoral norte que, entre el sábado y ayer, llegó a registrar 72 litros por metro cuadrado acumulados en 24 horas.

Las máximas cantidades de lluvia tuvieron lugar en Cervera del Maestre, donde se superaron los 40 litros en cuatro horas, y en Chert, municipio en el que se registraron 44,6 litros. Asimismo, Morella, con 33,8 litros; Traiguera con 32,8; El Toro con 28,8; Montanejos con 26,2 y Catí con 25,8, han sido otras de las localidades castellonenses en las que las nubes descargaron con ganas.

Corte de la N-340

Las intensas precipitaciones obligaron a cortar un tramo de la N-340 a su paso por Benicarló, entre los kilómetros 1.041 y 1.042, en ambos sentidos, según informó la Dirección General de Tráfico. Asimismo, los accesos subterráneos que conectan Peñíscola con Benicarló, en la zona de Peñismar, se encontraban ayer inundados, así como los túneles de esta última localidad hacia el interior de la provincia, por lo que permanecieron cerrados.

En otras poblaciones de la Plana como Serratella, Benasal, Alfondeguilla y la Pobla de Benifás, también se dejaron sentir los efectos de las lluvias, aunque lo hicieron con menor intensidad.

Más de 30 litros en una hora

También la provincia de Valencia, esta semana ha vuelto a ser escenario de intensas precipitaciones. Así, el municipio de Picassent registró entre el sábado y domingo 30 litros en tan sólo una hora. Alpuente, 35,4; Real de Montroi, 34; Benageber, 32,4 y Chelva, 27,8.

En la tarde de ayer, las precipitaciones habían perdido bastante intensidad, por lo que la Generalitat Valenciana retiró el estado de preemergencia por lluvias en el litoral de Castellón.

PAU BELLIDO

Un joven intenta abrirse paso con su bicicleta a través de una calle anegada por el agua