Imagen de archivo de las instalaciones de la factoría de Ford en Almussafes
Imagen de archivo de las instalaciones de la factoría de Ford en Almussafes - ABC
Economía

Ford mantiene la incógnita sobre el futuro de su planta española de Almussafes

UGT cree que la factoría está «bien situada» pero pide cautela ante los recortes que prepara la compañía en Europa en 2019

VALENCIAActualizado:

La incógnita sobre los planes de futuro de Ford en Europa se mantendrá algunos meses más, después de que la compañía haya perdido 245 millones de dólares en el continente durante el tercer trimestre de 2018. Con todo, el portavoz de UGT en Ford Almussafes, Carlos Faubel, ha afirmado que la planta valenciana (que cuenta con 7.000 trabajadores) está "bien situada" y cuenta con "una buena carta de presentación", aunque también ha pedido "cautela", tras la reunión de Ford celebrada este jueves en Colonia (Alemania).

Ford Almussafes se encuentra bajo la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) entre el 9 de noviembre y el 31 de enero.

En declaraciones a EFE, Faubel ha señalado que, con toda probabilidad, Ford celebrará otra reunión en enero de 2019 en Colonia, mientras que el próximo lunes hay prevista una reunión del Comité de Empresa de Ford Almussafes.

Faubel ha explicado que Ford debatirá con la Junta de Accionistas en diciembre su plan trazado, que ha de ser aprobado en Estados Unidos, y ha añadido que este plan "será desgranado a lo largo de seis meses".

En la reunión de este jueves, la dirección de Ford ha anunciado que "va a hacer una nueva apuesta por el negocio en Europa" y también ha señalado que "el negocio va a cambiar, Ford va a rediseñarlo y reorganizarlo".

Para el sindicato, la "parte positiva" es que "Ford va a hacer su última apuesta por Europa" con un "rediseño total" y una "reorganización total" de su negocio en el continente, con "cambio de modelos, de tecnologías" y en el que la mercantil se "volcará más en determinados segmentos".

El dirigente sindical ha señalado, preguntado por si se ha revelado alguna cuestión sobre los ajustes en las plantas de Ford y, en especial, en Almussafes, que no ha habido "nada" de "concreción". "Se ha dicho que hay un plan trazado", ha reiterado.

Faubel ha destacado que se está "afrontando una cuarta revolución industrial en el sector del automóvil", una "transformación muy profunda" hacia el vehículo eléctrico e híbrido que implicará "apuestas que requieren inversiones importantes que van a tener impacto en las plantillas", con "menos vehículos a nivel global para poner en el mercado". "Es lo que se irá desgranando desde enero hasta junio", ha agregado

Faubel ha afirmado que el negocio automovilístico va a experimentar cambios, ya que se hará "más pequeño y contará con menos vehículos", como consecuencia del impacto del coche eléctrico y el vehículo autónomo.

"En los próximos seis meses tenemos que ver la implicación que esto va a tener en Almussafes", ha anunciado el portavoz sindical.

El pasado 9 de octubre y también en Colonia, la dirección de Ford anunció a los sindicatos de sus plantas en Europa que había puesto en cuestión su negocio global en este continente, que tomaría decisiones "difíciles y duras" y que revisaría la producción de cada planta, entre ellas la valenciana de Almussafes.

La multinacional había convocado esa reunión para presentar a los representantes de los comités de empresa europeos el plan de negocio de futuro, de la que Faubel admitió que salía "con malas sensaciones" pues la dirección europea aduce que "no tiene otra" salida ante los resultados actuales de la compañía y sus previsiones.

Además, la dirección de la empresa ha informado que tendrá una "influencia importante cómo se desarrolla, si llega a buen puerto", un posible acuerdo entre Ford y Volkswagen. "No se puede adelantar más, de aquí a final de año se sabrán cosas", ha indicado Faubel.