Momento en el que el ladrón de coches septuagenario forcejea con un guardia civil al ser detenido
Momento en el que el ladrón de coches septuagenario forcejea con un guardia civil al ser detenido - ABC
Calpe (Alicante)

Así forcejea para no ser detenido un ladrón de 70 años que robaba varios coches en minutos

El caco tiene una agilidad atípica para su edad y opuso resistencia a la Guardia Civil

ALICANTE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Guardia Civil ha pillado in fraganti en Calpe (Alicante) a un consumado ladrón de coches septuagenario capaz de romper las ventanillas y robar varios vehículos en pocos minutos, con una agilidad atípica para su edad. Es más, el delincuente opuso resistencia en el momento de su detención.

En el momento de su último asalto, estaba en el interior de un vehículo estacionado en las inmediaciones del club náutico y tras su identificación se pudo comprobar que cuenta con un amplio historial delictivo en España y en el extranjero por hechos similares.

Según ha informado la Comandancia Provincial en un comunicado, el arrestado es de origen marroquí y tenía en vigor una requisitoria judicial con orden de búsqueda, detención y personación en dependencias judiciales por hechos anteriores.

La Guardia Civil le cree responsable de cuatro delitos de robo con fuerza en vehículo, un delito de falsedad documental, otro de estafa, hurto y apropiación indebida de vehículo, por los que fue puesto a disposición judicial y posteriormente en libertad provisional con cargos, a la espera de juicio.

El caco custodiado por dos agentes y uno de los coches que intentó robar, con la ventanilla reventada
El caco custodiado por dos agentes y uno de los coches que intentó robar, con la ventanilla reventada - ABC

Los agentes del área de Investigación de la Guardia Civil de Calpe percibieron un repunte significativo en la comisión de robos en interior de vehículos estacionados en la vía pública, durante los meses de julio y agosto.

Tras investigar el caso, centraron sus sospechas en el conductor de un turismo que había sido visto por varios testigos en las diferentes zonas de comisión de los delitos.

Matrículas cambiadas

Este coche resultó haber sido sustraído a una empresa de alquiler de vehículos y, además, presentaba unas placas de matrícula que, al investigarlas, eran realmente de otro turismo, aunque de la misma marca y modelo.

El investigado, a pesar de su avanzada edad (70 años) y su "desgastada condición física, contaba con un desparpajo y agilidad atípicos pues, en cuestión de minutos, era capaz de fracturar las ventanillas de varios vehículos, apoderarse de las pertenencias de todos ellos y abandonar el lugar, sin levantar sospecha alguna", según la Guardia Civil.