Fomento intenta frenar, por segunda vez en un año, las obras del aeropuerto de Castellón

El gerente de la sociedad Aerocas, Juan García-Salas, aseguró que no paralizarán las actuaciones porque «hemos cumplido con todos los trámites requeridos»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MANUEL CONEJOS

VALENCIA. El aeropuerto de Castellón volvió ayer a encender la polémica entre la Administración central y la autonómica al ofrecer versiones contrapuestas sobre la legalidad o no de las actuaciones constructivas que se están llevando a cabo en los términos de Villanueva de Alcolea y Benlloch.

Y es que la dirección general de Aviación Civil del Ministerio de Fomento ha trasladado a la empresa constructora del aeropuerto de Castellón un oficio en el que le comunica que si ha reiniciado las obras de esta instalación y continúan ejecutándose, deberá suspenderlas «inmediatamente» hasta obtener la preceptiva autorización del proyecto.

Atiende la petición de los ecologistas

Fomento atiende así a la petición del Grupo para el Estudio y Conservación de los Parajes Naturales (Gecen) en la que los ecologistas informaban de lo que consideran situación ilegal de esta infraestructura.

En el oficio, de fecha 29 de julio, la dirección general de Aviación Civil traslada a la empresa que si las obras se han reiniciado y continúan ejecutándose «deberán suspenderse inmediatamente hasta que se autorice el proyecto». El plazo que se concedía de audiencia para que la empresa alegara era de diez días, por lo que ya se ha cumplido y la actividad debería cesar de forma inmediata.

El mismo documento reza que la promotora realiza obras para la construcción del aeropuerto de Castellón incumple la legalidad porque no cuenta con la autorización previa del proyecto constructivo al inicio de las obras.

Fomento ya envió en septiembre de 2004 otro oficio similar en el que instaba a suspender las obras en ejecución y según su versión, «en ese momento, la empresa alegó que aunque los trabajos se habían iniciado, se habían paralizado por decisión judicial».

Reiteradas advertencias

Además, Aviación Civil constata que después «se reiniciaron las obras, pese a las reiteradas advertencias de este Ministerio, la última mediante escrito de fecha 29 de junio de 2005 del Secretario General de Transportes».

La citada dirección general de Fomento ha decidido igualmente abrir un expediente de información reservada «para constatar la existencia de los supuestos incumplimientos de la Declaración de Impacto Ambiental del aeropuerto de Castellón». En este caso, el presunto incumplimiento estaría relacionado con la protección de la avifauna «y del aguilucho cenizo en particular».

Frente a estas informaciones, la Consellera de Territorio y Vivienda aseguró que ya ha remitido a Fomento la información necesaria para constatar que el aeropuerto de Castellón cumple con todos los aspectos medioambientales que el grupo ecologista Gecen ha denunciado.

Por su parte, el gerente de la sociedad Aeropuerto de Castellón (Aerocas), Juan García-Salas, consideró que «no existen motivos para paralizar las obras del aeropuerto, ya que se han cumplido todos los trámites y el proyecto dispone de la autorización correspondiente».

«El proyecto constructivo del aeropuerto está autorizado por Orden ministerial en el año 2002, por lo que no se van a paralizar las obras», indicó García-Salas. El gerente de Aerocas afirma que Fomento no puede obligar a paralizar el proyecto, porque el mismo cuenta con una declaración de impacto ambiental «que establece medidas correctoras que se han cumplido».

Hace un año se desestimó

Esta es la segunda ocasión en un año que se repite esta situación y tal y como confirmó el gerente de Aerocas«el año pasado recibimos una certificación escrita de la dirección general de Aviación Civil similar a la recibida ayer y después de presentar las alegaciones la causa quedó archivada de oficio».

En esta ocasión, según Juan García-Salas, «vamos a alegar lo mismo, que contamos con todas las autorizaciones de la legislación vigente y que hemos cumplido con todas las medidas correctoras». Por último, el gerente de Aerocas recordó que existe un acuerdo entre la promotora y la Conselleria de Territorio y Vivienda para la conservación y protección del hábitat del aguilucho cenizo, y que «fue considerado favorable por la Dirección General de Medio Ambiente».