El fiscal recurre la absolución de la alcaldesa de Alpuente por delito ecológico

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

I. R. T.

VALENCIA. La Fiscalía ha recurrido la sentencia del Juzgado de lo Penal número 12 que absuelve a la alcaldesa de Alpuente, Amparo Rodríguez (PP), del delito contra el medio ambiente del que la acusó el Ministerio Público, que solicitó una condena a dos años de cárcel.

El juez entendió que los vertidos de aguas fecales en el barranco El Reguero, que desemboca en el Tuéjar, existieron -la propia alcaldesa lo reconoció-; entendió también que la acusada contravino la legislación que la hace responsable del saneamiento-. Y así lo recogió en la sentencia aunque no en el relato de hechos probados lo que a juicio del fiscal es «incomprensible». Pero concluyó que el vertido fue puntual y que sólo existió una pequeña contaminación. Absolvió.

El fiscal fundamenta su recurso ante la Audiencia Provincial en un único motivo: el juez de Penal, dice, yerra en la apreciación de la prueba, en la valoración que hace del informe elaborado por el perito ecotoxicólogo del Instituto de Medicina Legal (IML), según el cual los vertidos de aguas fecales suponían un «severo desequilibro sobre el ecosistema» y «un riesgo para la salud de las personas».

Pruebas en la Audiencia

El propio juez reconoce que teniendo en cuenta el informe del perito forense la sentencia hubiera sido condenatoria; pero el magistrado da preeminencia a las pruebas periciales de la defensa. Y lo hace, según el fiscal, sin fundamentar esta decisión. «El juez se limita a dar unas pequeñas pinceladas de las periciales de la defensa sin argumentar ni motivar la trascendencia de esta decisión», arguye el Ministerio Público, para quien «la gravedad de este error», el de dar preeminencia al informe pericial de la defensa y dudar del informe oficial sin argumentar las razones, supone incumplir la doctrina del Tribunal Supremo.

Mantiene el fiscal que la conclusión del forense del IML, según el cual el vertido suponía un riesgo para la salud de las personas «no es gratuita». Añade que los vertidos en el barranco El Reguero se debieron al mal funcionamiento de la depuradora, que se desbordó por falta de capacidad frente al aumento de población en verano.

El fiscal quiere que la Audiencia vuelva a practicar las pruebas periciales.