El final en un pozo

POR L. PARDOCASTELLÓN. Se precipitó por rescatar a su perro del interior del pozo. Ésa es la hipótesis más probable que maneja la Guardia Civil para explicar el hallazgo de un cadáver en un pozo de

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

POR L. PARDO

CASTELLÓN. Se precipitó por rescatar a su perro del interior del pozo. Ésa es la hipótesis más probable que maneja la Guardia Civil para explicar el hallazgo de un cadáver en un pozo de agua de 5 metros de profundidad y 1,5 metros de diámetro en el municipio castellonense de Cabanes.

Los Bomberos del Consorcio Provincial de Castellón rescataron en la noche del pasado miércoles los cuerpos sin vida de un hombre rumano de 36 años y su perro que, al parecer, llevaban varios días en el interior del pozo. En el operativo también participaron miembros del Grupo de Rescate de Montaña de Oropesa y de la Policía municipal y judicial.

La búsqueda se inició tras la denuncia de la desaparición por parte de la esposa del fallecido, ya el viernes de la semana anterior, cuando avisó en el cuartel de Cabanes que había «notado algo raro y cambios en el pozo».

Los trabajos de indagación se intensificaron por los alrededores del Mas de Venancio en la carretera de Miravet, donde esporádicamente se alojaba la víctima, que al parecer vivía separado de su esposa.

El hombre fallecido apareció colgado boca abajo de una cuerda atada a su pie y, según la Guardia Civil, la hipótesis principal es que hubiera tenido un accidente «al tratar de rescatar a su perro» del mismo pozo.

Sin signos de violencia

«La autopsia debe revelar que la muerte se produjera por ahogamiento, aunque no se descarta de momento otras hipótesis», según las mismas fuentes del Cuerpo de la Guardia Civil.