Filiberto Quiles, de Turís, se estrenó en Valencia con una «mascletà» al uso

MANUEL CONEJOS
Actualizado:

VALENCIA. El estreno del pirotécnico Filiberto Quiles en las fiestas falleras resultó bastante prometedor. El ambiente en la Plaza del Ayuntamiento decayó con respecto a los dos días anteriores al coincidir en día laborable, aunque unas 30.000 personas se dieron cita para «ver» la «mascletà».

La pirotecnia de Turís realizó un espectáculo de poco más de cinco minutos, quemando 115 kilos de pólvora. Las innovaciones brillaron por su ausencia, aunque el remate aéreo fue bastante contundente. Quizá la parte del terremoto terrestre se quedó algo escasa, aunque en líneas generales se puede calificar el espectáculo presenciado como correcto y en la línea de las tendencias actuales. En el balcón del Ayuntamiento destacó la ausencia de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien estaba en la capital de España atendiendo a sus obligaciones con el Partido Popular.

El principal protagonista en este privilegiado espacio de la principal plaza de la ciudad fue el actor Pepe Sancho, quien disfrutó con la «mascletà» y la compartió con las Falleras Mayores.

Por la tarde se celebró la gala del deporte infantil, en la que los más jóvenes falleros recibieron los premios de pilota valenciana, fútbol-sala y frontenis. Mientras, la iluminación de la calle Sueca ya está recibiendo grandes elogios y se perfila como la gran favorita para revalidar su galardón.