El Festival de Música Contemporánea de 2001 dará prioridad a la instrumental

Jorge Fernández Guerra, nuevo director del Festival de Música Contemporánea de Alicante, pretende que la edición de 2001 suponga una reflexión sobre el intérprete joven. De ahí que, aunque aventure que el de este año será «austero», en los conciertos de septiembre, menos que el pasado año, tendrá un especial protagonismo la música instrumental.

ALICANTE. Sánchez Moreno
Actualizado:

La música instrumental como elemento de reflexión para los jóvenes intérpretes tendrá una especial prioridad en el XVII Festival de Música Contemporánea que se desarrollará en septiembre de 2001 en Alicante, según explicó ayer el nuevo director de este certamen Jorge Fernández Guerra, quien en 1987 ya estrenara mundialmente en este festival «Los ojos verdes» y quien cuando acude al Teatro Principal asegura que siente un «fondo de nostalgia».

Aunque todavía anda dentro del «torbellino» que supone la preparación de la programación de este año, que tendrá un menor número de actuaciones que en años precedentes, sí afirma que habrá menos encargos porque comenta que «los encargos y los estrenos no se deben banalizar; no deben convertirse en rutina; sí tienen que constituir un acontecimiento y servir como bandera de promoción de Alicante».

PROGRAMACIÓN

También adelantó que la programación no será mayoritariamente española «porque hay que pensar en el público, el elemento prioritario». Como «continuista» en cuanto al presupuesto aventuró que será el festival de este año pero sí pronosticó que «habrá más público por el contenido de la programación».

El próximo festival también será «austero» en contraposición al de 2002 que será «mucho más importante». Sí se comenzarán a vislumbrar, aseguró, algunas de las líneas de actuación para futuras ediciones. Entre ellas, las de buscar la «mayor colaboración posible» con las instituciones y una atención «preferente» al público a pesar de que advirtió que «la música contemporánea no es fácil de entender, casi de minorías».

Pretende que el festival de 2000 no sea «apelmazado» y explicó ayer que no habrá más de 2 ó 3 conciertos diarios, «para evitar que se pueda convertir en un maratón musical». Cada día, comentó, «habrá un concierto importante, además de actuaciones paralelas que no acarreen molestias para el público».

UNIVERSIDAD

Llevado de la característica de experimental e innovador que tiene este festival, Fernández Guerra no descarta llevar alguno de los conciertos a la Universidad de Alicante «donde este tipo de manifestaciones tienen su público».

Llevado de su teoría de que las instituciones tienen que considerar como suyo a este festival, no descarta Fernández Guerra futuros apoyos.