Vanesa, la amiga de la víctima que estuvo con ella en Nochevieja antes de que se marchara con los cuatro acusados de violarla
Vanesa, la amiga de la víctima que estuvo con ella en Nochevieja antes de que se marchara con los cuatro acusados de violarla - JUAN CARLOS SOLER
Callosa

La familia del miembro de la «Manada» de Alicante que alertó a la Policía no declara para no inculparle

La amiga de la víctima que la acompañó horas antes aquella noche y los policías testifican ante la juez

VILLAJOYOSAActualizado:

La madre y la hermana de uno de los investigados por la supuesta agresión sexual múltiple en Nochevieja en Callosa d'en Sarrià -que se conoce como la « la Manada» de Alicante- han renunciado finalmente a declarar este viernes ante la jueza del caso para evitar inculparle o empeorar su situación involuntariamente, aunque inicialmente fueron quienes dieron la voz de alerta a la Policía Local.

Ambas ya se habían acogido a este derecho de no testificar en contra de un familiar directo cuando fueron requeridas por la Guardia Civil para ratificarse, si bien posteriormente en sede judicial contestaron a varias preguntas -sin llegar a prestar declaración como tal- para esclarecer las circunstancias del aviso y esa información pasó a fomar parte de la instrucción, que está bajo secreto de sumario.

No obstante, su abogada propuso hace unos días que lo hicieran para despejar cualquier duda acerca de que no cometieron omisión de socorro a la víctima al ser supuestamente forzada en el sótano de su casa mientras ellas se encontraban en la planta superior. Al quedar descartada cualquier responsabilidad suya porque avisaron a la Policía Local y nadie les iba a acusar, su defensa jurídica les ha aconsejado que se acogieran a su derecho a no declarar.

Miriam Santamaría y Aitor Prieto, abogados defensores de dos de los investigados en el caso
Miriam Santamaría y Aitor Prieto, abogados defensores de dos de los investigados en el caso - JUAN CARLOS SOLER

De hecho, ninguna de las partes, ni el abogado de la víctima ni los de las defensas de los investigados, habían pedido que volvieran a pasar por el mal trago de recordar aquel momento en sede judicial y fuentes jurídicas próximas al caso han asegurado a ABC que la madre del joven está enferma por la tensión que ha sufrido con esta vivencia.

Amiga y policías

En cambio, sí han testificado en el juzgado número 4 de Villajoyosa un agente de la Guardia Civil y dos policías locales que acudieron en primer lugar la pasada Nochevieja a la vivienda de Callosa d'En Sarrià donde se produjo la presunta agresión grupal a una joven de 19 años.

También, una amiga de la víctima que estuvo con ella esa noche, en cuya vivienda se iban a quedar a dormir las dos, y que se marchó antes de que siguiera la fiesta en un piso próximo a la zona de marcha de Benidorm donde empezaron supuestamente las relaciones sexuales objeto de la investigación.

La presunta agresión ocurrió durante la madrugada del 1 de enero en un domicilio de Callosa d'En Sarrià por parte, supuestamente, de los cuatro jóvenes, a los que se atribuye la grabación de al menos dos vídeos con sendos móviles en los que se reflejaría que la víctima, que podría haber sido drogada, se resistió activamente, si bien los investigadores solo cuentan con uno de los vídeos, en los que se ve a otro joven grabando a su vez con otro teléfono.