La Iglesia de San Mateu es una de las parroquias de la Diócesis de Tortosa. ABC

Fabra critica a quienes «antes querían vender agua y ahora niegan el trasvase»

La polémica sobre la homolía de algunas parroquias de la Diócesis de Tortosa y de la manifestación de Barcelona contra el trasvase fue abordada ayer por el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, quien denunció que los mismos que encabezaban la concentración hace unos días intentaban vender agua del Ebro. Fabra reclamó los derechos del río con o sin Plan Hidrológico.

CASTELLÓN. Lorena Pardo
Actualizado:

El presidente de la Diputación Provincial de Castellón, Carlos Fabra, arremetió ayer contra los regantes de la zona de Deltebre en Tarragona, quienes se manifestaron en contra del trasvase del Ebro el pasado domingo en Barcelona.

El polémico proyecto sigue alimentando el conflicto de intereses entre ambas provincias. Fabra advirtió la actitud mercantilista de algunos regantes del Deltebre «que se ponen a la cabeza de la protesta cuando hace cuatro días pretendían vendernos el agua del Ebro».

El presidente de la Diputación de Castellón valoró así la protesta de quienes se oponen a unos derechos sobre un agua a la que «con o sin Plan Hidrológico Nacional tiene derecho Castellón». La provincia de Castellón como cuenca aportadora de agua del Ebro «tiene derecho a las aguas del Ebro» añadió Fabra, que hizo referencia al importante aporte del agua que supone el río Bergantes para el Ebro.

Los detractores del trasvase no se manifestaron, advirtió Fabra, sobre la protección del delta del Ebro cuando se creó el consorcio de Aguas de Tarragona, que lleva agua hacia el norte de la provincia hasta el linde con Barcelona y Lleida. «Si para el consorcio es viable el agua también lo debe ser para Castellón», añadió Fabra quien aseguró que los regantes de Deltebre se manifiestan cuando no hay posibilidad de vender agua».

LOS ARROZALES

En cuanto a los informes técnicos y la viabilidad del proyecto, el presidente del ente provincial manifestó que se han estudiado técnicamente todas las posibilidades factibles y recordó que hay épocas en las que es preciso extraer con bombas el agua de los arrozales para verterla de nuevo al río porque no puede haber tanta agua en los arrozales.

El presidente de la Diputación, criticó la postura de los párrocos de Deltebre «que por estar más cerca de sus feligreses se permiten opinar de temas políticos». Fabra mostró su sorpresa ante la postura de la Iglesia que no solo se manifiesta sino que «lee comunicados ante determinados temas y ante otros elude manifestarse». El debate sobre las diferentes posturas de la diócesis fue valorado como un «traslado de intereses particulares de colectivos».

Cabe recordar que el hecho de que los límites administrativos de Castellón no coincidan con los límites eclesiásticos ha supuesto el malestar de los regantes del norte de Castellón que han visto como el arciprestazgo de Deltebre se posicionaba contra el trasvase de agua a la provincia de Castellón.

Los municipios de la provincia de Castellón que pertenecen a la diócesis de Tortosa son Alcalá Benicarló, Calig, Canet Lo Roig, Castell de Cabres, Castellfort, Catí, Cervera del Maestre, Xert, Cincitorres, Forcall, Herbés, La Jana, la Mata de Morella, Morella, Olocau del Rey, Palanques, Peñíscola, Portell de Morella, Rosell, Salzadella, San Jorge, San Rafael del Río, San Mateu, Santa Magdalena de Pulpis, Todolella, Traiguera, Vallibona y Villores.

Por otra parte el vicepresidente de la Comunidad de regantes de La Plana, José Pascual, aseguró que los curas de Deltebre se han manifestado movidos por una mala información porque «el trasvase es perfectamente viable y no perjudica a nadie, incluso mejora el aprovechamiento del agua para todos».