Enric Bataller, a la derecha, junto a Joan Baldoví y Marta Sorlí
Enric Bataller, a la derecha, junto a Joan Baldoví y Marta Sorlí - EFE
Política

El exdiputado Enric Bataller deja Compromís: «Su papel transformador se ha parado, no está a la altura»

El que fuera parlamentario nacional considera que la coalición se ha demostrado como un buen gestor en los niveles municipal y autonómico, pero como un actor prescindible en los campos estatal y europeo

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El exdiputado de Compromís en el Congreso de los Diputados Enric Bataller ha anunciado que deja la militancia en la coalición, ya que "su espíritu transformador se ha parado y, lo que es peor para la sociedad, no está a la altura de las circunstancias que vivimos, ni parece cumplir un papel propio y diferente respecto a otras formaciones".

Así lo ha explicado en un comunicado, en el que adjunta la carta remitida a los miembros de la Comisión Ejecutiva Nacional y difundida por las redes internas de la coalición en la que explica los motivos que le han llevado a dar este paso atrás. A su juicio, "la utilidad de Compromís ha llegado a su punto final".

En la misiva recuerda a los compañeros que ha estado trabajando por Compromís desde "mucho antes de su fundación oficial, en aquellos años en los que algunas miradas miopes y/o interesadas se negaban a entender que la unidad era la mejor manera de regenerar un País Valencià paralizado por la corrupción".

"Pusimos en pie Compromís con mucho esfuerzo personal y saboreando la amargura de la incomprensión y la subestimación, cuando no la persecución política incluso en los tribunales. Fueron años intensos y emocionantes y nunca desfallecimos", ha subrayado.

Por ello, está "orgulloso" de su aportación al proyecto, de su paso por el Congreso durante las legislaturas XI y XII pero cree que la utilidad de Compromís "ha llegado a su punto final". Según ha remarcado, nació para combatir los grandes problemas globales, como la crisis medioambiental o la desigualdad, desde una perspectiva "propia y decidida a poner en valor político toda la riqueza social valenciana de progreso".

No obstante, ha lamentado que ahora el debate se ha comprimido en dos bloques únicos: "Una derecha oficial agresivamente españolista y recortadora de derechos y una izquierda donde Compromís se ha funcionalizado amablemente como un buen gestor en los niveles municipal y autonómico, pero como un actor prescindible en los campos estatal y europeo, precisamente donde se está jugando realmente la partida política de la que depende nuestro futuro como pueblo".

«Frivolidad, vacío y tacticismo»

Según Bataller, entre esa derecha "que no dialoga" y a la espera de "asaltar el poder" y una izquierda "a la defensiva y sectorializada donde Compromís ha sustituido el relato político por la imparable apología de la frivolidad, el vacío y el tacticismo, hay muchos valencianos que quieren incorporarse a la vida política".

Además, ha proseguido, buscan respuestas a preguntas como qué se va a hacer frente al proceso recentralizador o cómo se va a defender la idea de que los territorios también deben hacer política y no solo "gestión empobrecida por la falta de recursos".

"Compromís se ha paralizado y no confío en que los intereses de las cúpulas que lo gobiernan permitan una evolución positiva", asevera Bataller en la carta, en la que subraya que las críticas por la falta de democracia interna en una organización que querían "fresca y abierta" muestran que "son demasiados los vicios acumulados, pese a que la casi infinita paciencia de la militancia ha permitido hasta ahora que el problema permaneciera amortiguado".

Por todo ello, ha afirmado que no quiere "ser cómplice por más tiempo" de una situación que no le gusta y ha apuntado que hay que trabajar ya "para construir alternativas que sumen más gente, que saquen a la luz lo mejor de esa pluralidad valenciana, tan matizada, que los actuales partidos no saben o no quieren representar en su plenitud".