Los líderes de EUPV y Podemos, Rosa Pérez y Antonio Estañ
Los líderes de EUPV y Podemos, Rosa Pérez y Antonio Estañ - ABC
Política

EUPV amenaza con romper el pacto con Podemos: «Una confluencia es una suma, no una absorción»

La formación considera «inasumible» la oferta para las listas de las Cortes Valencianas y los morados responden que nadie les ha comunicado el fin de las negociaciones

VALENCIAActualizado:

Las negociaciones entre Podemos y Esquerra Unida para concurrir de forma conjunta a las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2019 no se vislumbran calmadas. Dentro de los «tira y afloja» que suelen llevar este tipo de procesos entre partidos -cuyos intereses tienden a chocar-, la formación que lidera Rosa Pérez parece haber decidido pasar ya a la acción y amenaza con hacer saltar por los aires la confluencia.

«La oferta de Podemos es inasumible hasta para aquellos que creemos de verdad en este acuerdo», afirman tajantemente fuentes de EUPV. El (último) descontento viene por las declaraciones de este lunes del secretario general de los morados, Antonio Estañ, quien fijaba como plazo febrero para cerrar el pacto, cuando Esquerra Unida se había puesto de fecha límite el 15 de enero para que la lista conjunta estuviera preparada.

«Las dilaciones no son una cuestión nuestra, febrero es una fecha indeterminada y nos parece demasiado tardía. Ha habido reuniones pero no avances significativos. El último encuentro se suspendió por este motivo. Mientras, en los municipios estamos paralizados a la espera de lo que ocurra», explican fuentes de esta formación.

Pero más allá de los plazos, en lo que verdaderamente se muestran cabreados es en la oferta para la lista autonómica. Tal como ha informado El Temps, señalan que la última que les puso Podemos encima de la mesa fue el tercer puesto por la circunscripción de Valencia, el cuarto por Alicante y el cuarto por Castellón.

«No estamos dispuestos a aceptar eso, ni nuestras bases ni los votantes lo entenderían. No ilusionaría. No son tan importantes los puestos, sino que se escenifique la coalición, que vamos a la par, que tengamos visibilidad y se nos respete. Una confluencia es una suma, no una absorción. No entendemos esa superioridad de Podemos», señalan desde Esquerra Unida.

Los riesgos de la barrera electoral

La formación tiene previsto celebrar el próximo lunes su Ejecutiva para tomar una decisión. La ruptura, comentan, «no es algo deseable pero tampoco descartable». Un escenario totalmente imprevisible que supondría que finalmente acudieran en solitario a las elecciones.

Con la barrera electoral en el 5% (porcentaje mínimo de votos para obtener representación en las Cortes Valencianas), el escenario no sería nada halagüeño para Esquerra Unida. Un riesgo que, apuntan, están dispuestos a asumir. «Nosotros somos conscientes de lo que puede suponer, pero parece que Podemos no. Su situación no es la misma que la de 2015 y nosotros tenemos más poder municipal, por lo que en el peor de los casos tendríamos representación en Ayuntamientos», destacan.

La propuesta para la lista autonómica que mantienen es la que hicieron pública el pasado octubre: un reparto del 70% para Podemos y del 30% para EUPV pero en todos los tramos de la candidatura. Es decir, que en el peor resultado de obtener entre 3 y 5 diputados tuvieran igualmente representación. «La negociación es cosa de dos», zanjan.

Podemos confía en reconducir las negociaciones

Por su parte, en Podemos se muestran bastante más comedidos y creen que la situación se puede reconducir. «Esa no es ni la última ni la única oferta por nuestra parte. Ha habido más», explican, a la vez que lamentan «el tono usado» en mitad de las conversaciones.

«Hay cosas más importantes que los puestos en la lista. Además, no se nos ha comunicado que las negociaciones hayan terminado», señalan los morados. La semana que viene estaba prevista una nueva reunión que ahora se encontrará condicionada por lo que decida finalmente Esquerra Unida.