Imagen de archivo de un libro de religión islámica
Imagen de archivo de un libro de religión islámica - ABC
Educación

El Gobierno valenciano implanta la religión islámica y la evangélica en trece colegios públicos

La Generalitat concentra el programa piloto en las seis localidades con mayor demanda

VALENCIAActualizado:

Un total de trece centros públicos de la Comunidad Valenciana comenzarán a impatir este curso las asignaturas de religión islámica y evangélica dentro de un programa piloto puesto en marcha por la Conselleria de Educación.

En concreto, los colegios en los que se oferta la religión islámica se concentran en la localidad alicantina de Crevillente (CEIP Parroco Francisco Más, Miguel Hernández y Doctor Francisco Mas Magro), así como en el Azorín de Catral y en los CEIP Manuel de Torres, Canales y Martínez y Pascual Andreu de Almoradí, todos ellos también en la provincia de Alicante.

Mientras, los centros escogidos para impartir la religión evangélica son el CEIP Baladre y La Pinaeta, ambos en el municipio valenciano del Puerto de Sagunto; CEIP La Coma y Antonio Ferrandis, ambos de Paterna; la sección del IES Doctor Peset Aleixandre de la misma localidad valenciana; y el CEIP Poble Nou de Villajoyosa, en la provincia de Alicante.

La Generalitat ha optado por ofertar las unidades piloto de religión islámica y evangelista en todos los centros del barrio o el municipio con demanda «para evitar un posible efecto de segregación» o la generación de guetos, conforme había denunciado el Partido Popular, contrario a la medida.

Para el Partido Popular, la iniciativa puesta en marcha por la Generalitat está generando «agravios, enfrentamientos, tensiones e imposiciones por parte del Consell de Ximo Puig y Mónica Oltra». Los populares rechazan la aplicación de este proyecto piloto «porque no ha sido consensuada, adolece de falta de transparencia, se aprobó cuando la matrícula para el curso 2018-2019 ya estaba cerrada y no se ha seguido ningún criterio pedagógico».

La religión islámica -evaluable al igual que la católica- ya se oferta en Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla y León, Ceuta, País Vasco, Madrid y Melilla. De acuerdo con la Comisión Islámica de España este curso se implantará también en Extremadura, Navarra y La Rioja.

Criterios de selección

De acuerdo con fuentes de la Conselleria de Educación del Gobierno valenciano, «los criterios para escoger los centros se han basado en zonas donde podía haber demanda de la religión islámica o la evangélica». El departamento que dirige Vicent Marzà (Compromís) insiste en que su posición es contraria a que se imparta cualquier religión como asignatura. Sin embargo, recalcan que la normativa estatal les obliga y subrayan al respecto que «de hecho, todos los centros educativos valencianos imparten religión católica».

Al respecto, Compromís ha registrado una moción en el Senado en la que reclama la eliminación de la asignatura de religión en los centros educativos y que ese horario lectivo se dedique a otras materias o proyectos que respondan a la realidad socioeducativa de cada centro.

Con la actual ley, Educación sostiene que la Administración «está obligada a velar por ofrecer también la asignatura de otras religiones cuando sus representantes lo soliciten y tengan firmados convenios estatales».

En ese caso se encuentran tanto la religión islámica como la evangélica. El pasado año, dirigentes de la comunidad islámica solicitaron al Gobierno valenciano el desarrollo del convenio firmado con el Estado en 1996 para la enseñanza de esa religión en los centros escolares valencianos, «al igual que sucede con otras confesiones religiosas que tienen firmados acuerdos de similares características».

Imagen del conseller de Educación, Vicent Marzà
Imagen del conseller de Educación, Vicent Marzà - MIKEL PONCE

Entonces, se acordó desarrollar contactos de trabajo para su aplicación experimental durante el curso 2018-2019 en alguno de los centros educativos donde existiera una parte significativa del alumnado que así lo demandara. Finalmente, se han escogido siete centros en Crevillente, Almoradí y Catral, en Alicante.

Las provincias de Castellón -donde en municipios como Altura se celebraron protestas el pasado verano- y Valencia han quedado fuera del programa piloto que, según recalca la Conselleria, «no obliga a nadie» ya que los alumnos de los centros seleccionados podrán elegir religión islámica, evangelista, católica o la asignatura alternativa. Las mismas fuentes apuntan a que esta posibilidad ya está establecida en la «totalidad de comunidades autónomas».

Los centros en los se implantará la enseñanza de la religión islámica o la evangélica han modificado sus documentos de planificación educativa en función de la dotación de profesorado concedida y la distribución del alumnado que lo solicite entre los diferentes grupos del colegio.

La enseñanza de ambas religiones es de oferta obligatoria en los centros en los que se ha implantado y se «desarrollará sin suponer ninguna discriminación en la actividad escolar», según explican a ABC fuentes oficiales de la Conselleria de Educación.

Así, «conforme al principio de libertad religiosa, los padres, madres o tutores legales del alumnado, en función de sus correspondientes convicciones y de las opciones existentes en cada uno de los centros indicados, han podido hacer constar su decisión sobre la asistencia del alumnado a la materia de religión islámica o evangélica en el momento de formalizar la matrícula».

Para ello, se habilitó una plazo de forma excpcional que acabó el 15 de septiembre. La Conselleria recalca que «se ha procurado utilizar los mismos criterios para la organización de grupos que se emplean en la atención al alumnado que solicita la materia de religión católica».  

Contratación de profesores

La enseñanza ha de ser impartida por profesorado propuesto por la la Consejería Nacional de Enseñanza Religiosa Evangélica o la Comisión Islámica.

El profesorado ha de contar con los requisitos de titulación, o equivalentes, regulados para los funcionarios docentes de cada nivel educativo. Además, ha de disponer de la declaración de idoneidad o certificación equivalente de la confesión religiosa respectiva.

Los docentes que impartan la asignatura en los centros públicos lo harán en régimen de contratación laboral, de conformidad con el Estatuto de los Trabajadores. El profesorado será contratado por la Administración educativa de la Comunidad Valenciana las horas necesarias para impartir el área o materia de religión de acuerdo con los grupos establecidos por cada centro teniendo en cuenta la planificación educativa.

Libros de texto y material didáctico

La determinación del currículum de la enseñanza de la religión evangélica y la islámica es competencia de las autoridades religiosas correspondientes por Real Decreto.

La programación didáctica de las materias correspondientes a cada religión se ha de ajustar en todo momento a la normativa que rija, con carácter general, en cada etapa educativa.

Las decisiones sobre la utilización de libros de texto y materiales didáticos corresponden a las autoridades religiosas evangélicas e islámicas, de conformidad con lo que establecen las leyes que aprobaron los acuerdos entre el Estado con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas y con la Comisión Islámica.