Este año han llegado más pateras que los dos anteriores pese al SIVE
EFE Un agente de la Guardia Civil amarra la patera llegada en la madrugada de ayer a la playa del Cabo de las Huertas, en Alicante

Este año han llegado más pateras que los dos anteriores pese al SIVE

M.A. RUIZ COLL | ALICANTE
Actualizado:

Pese a la reciente entrada en servicio de los radares fijos del Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), 2009 ya se ha convertido en el año con mayor afluencia de pateras en las costas de la Comunidad Valenciana.

La última, descubierta en la madrugada de ayer en el Cabo de las Huertas, en el término de la ciudad de Alicante, cuando al menos seis de sus ocupantes ya se encontraban en tierra, eleva a once las embarcaciones que este año han llegado al litoral alicantino portando cerca de un centenar de inmigrantes ilegales.

Una cifra que supera las diez pateras que desembarcaron en la Comunidad en 2007 (con 128 irregulares) y las seis que lo hicieron el año pasado, cuando el tráfico ilegal se redujo a 38 inmigrantes recibidos por esta vía.

Tan sólo esta semana han llegado a Alicante cinco panteras, de las cuales el lunes desembarcaron tres en Santa Pola y otra lo hizo en la isla de Tabarca. Todo ello, cinco días después de que fueran presentados oficialmente los nuevos radares SIVE, que han supuesto una inversión de 8,5 millones de euros.

Los descubrió la Policía

Unos dispositivos que, según todos los indicios, tampoco detectaron la llegada de la patera de ayer. Según la información facilitada por la Policía Nacional, el hallazgo lo realizó a las 00.44 horas de la madrugada una patrulla de este Cuerpo que recorría el Camino del Faro, en el Cabo de las Huertas: los agentes descubrieron a seis inmigrantes de origen magrebí que acababan de abandonar la embarcación, que se encontraba semihundida.

Los seis irregulares fueron detenidos y ayer recibieron atención sanitaria de la Cruz Roja en las dependencias de la Comisaría de Benalúa. A la espera de comprobar su identidad, la Policía apunta que son argelinos. Dos de ellos han manifestado ser menores de edad, con 16 y 17 años. Su estado de salud es bueno aunque presentaban síntomas de deshidratación. Mientras tanto, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Elche ya ha acordado que 27 de los inmigrantes detenidos el lunes, tras la primera oleada de pateras sean trasladados en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, pidió ayer al delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, que no se haga más fotos junto a los radares SIVE «si luego éstos no funcionan y no cumplen su cometido».

La avalancha de pateras llegadas justo después de que los radares comenzaran a funcionar, añadió, «parece un chiste y evidencia que las instalaciones no son suficientes, hay que reforzarlas con más vigilancia y más medios».

El conseller de Inmigración, Rafael Blasco, denunció que el PSOE «vota en las Cortes contra los intereses de la Comunidad al oponerse a reclamar una mayor eficacia, seguridad y control ante la llegada de pateras e inmigrantes irregulares». Como informó ayer ABC, los socialistas votaron en contra del despliegue de radares y de exigir un reparto más equitativo de los fondos para los inmigrantes.